Michael O'Leary, consejero delegado de Ryanair.

Michael O'Leary, consejero delegado de Ryanair.

Empresas

Los sindicatos denuncian a Ryanair por seguir sin hacer indefinidos los contratos de sus TCP

Estos trabajadores deberían ser empleados de la aerolínea desde el pasado 1 de febrero. 

Noticias relacionadas

En enero de este año, después de que los sindicatos de TCP de Ryanair anunciasen una huelga en protesta por sus condiciones laborales, la aerolínea prometió que convertiría a indefinidos los contratos temporales de 400 empleados. Han pasado casi tres meses desde ese acuerdo y Ryanair todavía no ha movido un dedo. 

Eso es lo que manifiestan desde los sindicatos SITCPLA y USO, que han denunciado a la compañía ante la Dirección Especial de Inspección de Trabajo y Seguridad Social por incumplimiento del acuerdo suscrito. 

"Ryanair ha incumplido la obligación en materia de contratación y alta en la Seguridad social de los trabajadores que el pasado 1 de febrero debían ser ya empleados de Ryanair", denuncian ambos sindicatos. 

Según apuntan estos sindicatos en un comunicado, los 400 TCP que deberían estar trabajando bajo un contrato con la aerolínea siguen dados de alta en las agencias subcontratistas Crewlink y Workforce.

De esta forma, tanto SITCPLA como USO solicitan a la autoridad laboral que proceda a dar de alta en la Seguridad Social a los trabajadores de Ryanair cuyo pase a la compañía aérea debió hacerse en febrero, así como la suscripción por escrito de un contrato de trabajo conforme a la legislación laboral española. 

Trabajadores desplazados

Los TCP de Ryanair trabajan bajo la condición de trabajadores desplazados, contaron fuentes de SITCPLA a EL ESPAÑOL a principios de enero de este año. Eso quiere decir que sus contratos se rigen por la legislación irlandesa y, por lo tanto, no incluyen algunos derechos que contempla la española.

Sin embargo, esas mismas fuentes argumentaron que a pesar de no contar con esos derechos, tienen un sueldo más elevado, alcanzando los 40.000 euros en algunos casos. Una cifra que los sindicatos negaron alegando que un TCP medio cobra alrededor de 18.000 euros anuales y 30.000 euros en el caso de los sobrecasgos (jefes de cabina).