Tempe, la filial de Inditex que diseña, comercializa y distribuye el calzado y los complementos de sus cadenas comerciales, volvió a batir récord de ventas con más de 1.300 millones de euros durante 2018, según la documentación remitida por el gigante gallego a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Noticias relacionadas

En concreto, la firma de calzado alcanzó unas ventas de 1.317 millones de euros, lo que supone un incremento del 5,6% respecto al ejercicio precedente, que cerró con una cifra de negocio de 1.246 millones de euros.

La compañía, en la que Inditex posee el 50% del capital, registró un beneficio neto de 113 millones de euros en 2018, un 39% por encima del logrado un año antes, cuando ganó 81 millones de euros, según datos de la firma.

Los servicios centrales y logísticos de Tempe se encuentran ubicados en uno de los principales núcleos de producción de calzado de España, Elche (Alicante). Además cuenta con filiales repartidas por México, Brasil, Suiza y China, en las que el gigante gallego posee también el 50%.

Durante el ejercicio 2018, el grupo Inditex percibió 20 millones de euros de Tempe, propiedad en el otro 50% del empresario Vicente García Torres, en concepto de dividendos, por debajo de los 21 millones de euros del ejercicio precedente.

El margen bruto de la filial de calzado de Inditex ascendió a 354 millones de euros en 2018, por encima de los 288 millones de euros contabilizados un año antes, mientras que el resultado neto de explotación (Ebit) se situó en 140 millones de euros, un 52% más que en 2017.

Inditex registró un beneficio neto de 3.444 millones de euros en su año fiscal 2018-2019 (del 1 de febrero de 2018 al 31 de enero de 2019), lo que supone un incremento del 2% respecto al ejercicio anterior y del 12% a tipo de cambio constante, al tiempo que las ventas se situaron en 26.145 millones de euros, un 3% superior.