El Real Madrid mira al futuro. Al margen de las cuestiones deportivas, el equipo blanco está ultimando la puesta en marcha de las obras de remodelación del Santiago Bernabéu. Una operación para la que necesita 575 millones de euros y cuya financiación está a punto de cerrar; de hecho, la intención es que se pueda hacer público la próxima semana. 

Noticias relacionadas

La estructura de la operación se ha diseñado pensando en que no compute como deuda del Real Madrid, según explican a EL ESPAÑOL fuentes conocedoras. De este modo, el préstamo bancario se va a titulizar y se va a hacer una emisión de bonos a través de inversores internacionales. Serán los ‘Bonos Bernabéu’, que tal y como señalaba el presidente del club blanco, Florentino Pérez, en la Asamblea de Socios le permitirán abonar una cuota de entre 30 y 35 millones de euros anuales

El tipo de interés anual que tendrá que pagar estará entre el 2,2% y el 2,5%. Se trata, por tanto, de una operación que está prácticamente cerrada y de la que “quedan flecos”, explican fuentes financieras conocedoras de esta operación que lideran como bancos colocadores JP Morgan y Bank of America Merril Lynch, según adelanta La Información. Los Bonos Bernabéu estarán garantizados por la proyección de ingresos del nuevo estadio; de este modo se evita poner una hipoteca sobre el Coliseo madridista. 

Estos bonos de deuda suponen la titulización del préstamo de 575 millones de euros que Bank of America y JP Morgan han concedido al Real Madrid, con el respaldo de otras entidades como el Santander y Caixabank. ¿Quiénes son los destinatarios de la emisión? Grandes inversores internacionales como pueden ser fondos de pensiones.

Habrá que esperar para conocer de qué forma se lleva a cabo la emisión, ya que se han analizado distintas fórmulas para evitar que la deuda contraída para construir el estadio compute en las cuentas del Real Madrid. El Confidencial apunta a la creación de una nueva sociedad que sería la encargada de asumir el coste de la operación. Sería ella la que recibiría el préstamo y, por tanto, cargaría con todo. Una estructura similar a la que ACS y Hocthief emplearon para hacerse con Abertis. 

Sea como sea, parece que quedan pocos días para que el Real Madrid haga público que ya tiene la financiación para el Nuevo Bernabéu. El siguiente paso será decidir cuál debe ser la constructora que se haga cargo de su construcción, algo para lo que ya pujan algunas de las grandes constructoras de nuestro país: Ferrovial, Acciona, FCC y San José