Imagen de la agresión en la estación de Plaza de Cataluña

Imagen de la agresión en la estación de Plaza de Cataluña

Empresas

La empresa de seguridad Sureste aparta del servicio y expedienta a la vigilante que golpeó al inmigrante

La compañía murciana investiga los hechos y asegura que es el primer incidente grave que tienen desde que prestan servicio.

Noticias relacionadas

El grupo murciano de seguridad Sureste, que presta servicio para Renfe y cuya vigilante fue la principal protagonista del vídeo viral en el que un grupo de empleados recurren a la violencia contra un individuo que se había colado en la estación de plaza Catalunya, ha apartado del servicio y ha expedientado a su empleada. 

"No nos ha gustado lo que hemos visto", señaló un portavoz oficial de la compañía, quien subrayó que está analizando la intervención de sus agentes, utilizando información de las cámaras de seguridad. Lo que sí afirman es que fue un individuo que se coló en las instalaciones, que presentaba un comportamiento "agresivo" y que la vigilante expedientada ha tenido su propio parte de lesiones. 

En el incidente estuvieron implicados vigilantes de Sureste y de Ombuds, la tercera compañía de seguridad privada del país. Los uniformes azules son de Sureste, una compañía murciana que está entre las veinte primeras de facturación, y los blancos, de Ombuds.

En cuanto al resto de vigilantes, no se tomarán decisiones hasta concluir las investigaciones necesarias al respecto. Renfe ha abierto un expediente informativo y ha retirado a nueve vigilantes de seguridad relacionados con la actuación. En todo caso, por más que se mostró disgustado por las acciones presenciadas en el vídeo, el portavoz de Sureste puso en duda que el racismo fuese la causa.

Sureste lleva trabajando con Renfe en este contrato desde enero de 2018 y asumió la plantilla preexistente de 150 trabajadores, como es práctica habitual en los convenios de seguridad. La compañía después forma en sus propias prácticas a los empleados. Sureste insiste en que la acción violenta que se muestra en el vídeo no corresponde a dichas prácticas. 

Media 100 intervenciones al mes 

La compañía que dirige Raúl Colucho asegura que realiza en torno a las cien intervenciones al mes, que ha sido el primer incidente de estas características registradas en este contrato y que, todo lo contrario, hasta ahora sólo habían recibido felicitaciones. 

Ombuds ha sido contactada para la elaboración de este artículo pero su centralita consiste en un señor que se niega a redirigir las llamadas que no van dirigidas a los departamentos que aparecen en la locución pregrabada inicial.