Imagen de supermercados Dia.

Imagen de supermercados Dia.

Empresas

La CNMV aprueba la OPA de Fridman por Dia

El regulador ha dado la autorización en un tiempo récord, lo que facilita los planes de futuro del fondo LetterOne para salvar la compañía. 

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha dado luz verde a la Oferta Pública de Acciones (OPA) de LetterOne por la cadena de supermercados Dia.

El organismo que lidera Sebastián Albella considera que se "ajusta en sus términos a las normas vigentes y considera suficiente el contenido del folleto explicativo presentado". Reconoce también que la última información solicitada al fondo del magnate Mikhail Fridman llegaba el pasado 26 de marzo. Es decir, hace sólo dos días. 

El precio ofrecido por LetterOne es de 67 céntimos de euro por cada título de la compañía, y se dirige al 71% de Dia que todavía no controla. La cantidad total máxima que desembolsará serán 296,1 millones de euros, resultado de multiplicar el precio por acción por el número de acciones a las que se dirige. El precio ofrecido por LetterOne representa una prima de, aproximadamente, un 56,1% respecto al precio de cotización de las acciones de Dia al cierre de mercado del pasado 4 de febrero (a 0,43 euros por acción).

El fondo avisa

Está condicionada, eso sí, a que el 50% de los accionistas a los que se dirige la propuesta de compra acepten la misma. En caso contrario quedará desestimada, según se recoge en folleto explicativo de la oferta. 

Si la opa sale adelante, Fridman se ha comprometido a respaldar una ampliación de capital de 500 millones de euros, algo que fue aprobado en la última junta de accionistas de la cadena de supermercados. De esta manera la empresa podrá dar la vuelta a la situación de patrimonio neto negativo en la que se encuentra, y pondrá en marcha un "plan de rescate integral".

LetterOne avisa también de que si la oferta no saliera adelante existe un riesgo significativo para la compañía. En concreto, señala que "en caso de que la opa no tenga un resultado positivo, o no se cumplan las condiciones para la ampliación de 500 millones, el Consejo de Administración de Dia podría estar obligado a tomar medidas en relación con la situación financiera de la cadena como, por ejemplo, la declaración de insolvencia o la capitalización por parte de la banca acreedora". 

Del mismo modo, el folleto de LetterOne explica en el folleto de la opa que no tiene intención de recuperar a corto plazo el dividendo en Dia. Además, "no se compromete a mantener la antigua política de dividendos de la sociedad" ya que "puede no ofrecer un rendimiento tan elevado como el que ha ofrecido históricamente o no llegar a distribuirlos". 

Todo ello porque, como destaca el documento aprobado por la CNMV, LetterOne "no prevé que Dia genere efectivo durante los dos primeros años" y es probable que, incluso, la empresa dé pérdidas mientras se termina de implantar el plan de reconversión que tienen para la cadena de supermercados. 

Una delicada situación

Desde LetterOne se ha pronunciado ya su máximo responsable, Stephan DuCharme, quien ha destacado que están "satisfechos" con la autorización por parte de la CNMV y "anima a los accionistas a que vendan sus acciones en la OPA y reciban 0,67 euros por acción". 

Insiste también en que “la situación actual de DIA es muy complicada, con un descenso significativo de sus ventas en términos like-for-like y con una pérdida importante de cuota de mercado. DIA necesita una inyección de capital y un cambio de gobierno y liderazgo para poder llevar a cabo la exigente transformación, que será liderada por LetterOne tras el resultado positivo de la OPA y el cumplimiento de las restantes condiciones”.