Endesa, a través de su filial de energías renovables Enel Green Power España (EGPE), ha comenzado la construcción de cuatro parques eólicos con una capacidad total de unos 110 megavatios (MW) que se desarrollan en las localidades zaragozanas de Villamayor de Gállego, Mallén, Fréscano, Luna, Las Pedrosas y Fuendetodos, y cuya inversión total se sitúa en alrededor de 116 millones de euros.

Noticias relacionadas

El consejero delegado de Endesa, José Bogas, ha afirmado que "con estos proyectos, que forman parte de los 900 MW que estamos construyendo en España, reafirmamos nuestro compromiso de seguir reforzando el mix de generación renovable en el país, ayudando a perseguir sus objetivos en materia de energía verde".

Asimismo, ha continuado, "estamos aprovechando la riqueza de las fuentes renovables de España, al tiempo que promovemos activamente la innovación y la sostenibilidad a través de la adopción de las mejores prácticas internacionales durante la fase de construcción".

Los cuatro parques entrarán en funcionamiento a finales de 2019, y, cuando estén operativos, tendrán la capacidad de generar unos 375 gigavatios hora (GWh) al año, que evitarán la emisión anual de 247.894 toneladas de CO2 a la atmósfera.

Las 11 turbinas de la planta de Campoliva I, situada en Villamayor de Gállego, tendrán una potencia autorizada de 36 MW; las seis del parque de El Campo, situado en Mallén y Fréscano, 20 MW de potencia; las nueve del parque de Santo Domingo de Luna, situado en los términos municipales de Luna y Las Pedrosas, 30 MW, y las siete del parque de Loma Gorda, en Fuendetodos, 24 MW.

Una decena de plantas en Aragón

Hasta el momento la compañía ha iniciado las obras en diez plantas eólicas en España, todas ellas en Aragón. Los diez parques suman una potencia de 328 MW y una capacidad de generación, cuando entren en funcionamiento, de alrededor de 1.080 GWh al año, que evitarán la emisión anual de 717.020 toneladas de CO2 a la atmósfera.

En concreto, seis de ellas están situadas en la provincia de Teruel: Muniesa, Farlán, San Pedro de Alacón, Allueva, Sierra Pelarda y Sierra Costera I y cuatro en la provincia de Zaragoza: Campoliva I, El Campo, Santo Domingo de Luna y Loma Gorda. Todas ellas tienen previsto entrar en servicio a finales de 2019.

Para la construcción de estos parques, EGPE empleará diversas herramientas y técnicas innovadoras, como drones para el levantamiento topográfico, rastreo inteligente de los componentes de la turbina, plataformas digitales avanzadas y soluciones de software para monitorizar y apoyar de manera remota las actividades y la puesta en marcha de la planta.

Estas herramientas y soluciones permitirán una recopilación de datos más rápida, precisa y fiable en las actividades de la obra, lo que aumenta la calidad general de la construcción y facilita la comunicación entre los equipos que se encuentran dentro y fuera de zona de obra.

La construcción de los cuatro proyectos se basará en el modelo de 'Sitio de Construcción Sostenible' de Enel Green Power, incluyendo la instalación de paneles solares fotovoltaicos en cada obra para cubrir parte de sus necesidades energéticas.

Además, las medidas de ahorro de agua se llevarán a cabo mediante la instalación de depósitos de agua y sistemas de recogida de agua de lluvia; una vez finalizadas las obras de construcción, tanto los paneles fotovoltaicos como los equipos de ahorro de agua se donarán a los municipios donde se ubican los proyectos para su uso público.

Los diez parques en construcción en Teruel y Zaragoza forman parte de los 540 MW que EGPE se adjudicó en las subastas de energía renovables organizadas por el Gobierno en mayo de 2017.