Carlos Slim, presidente de Realia.

Carlos Slim, presidente de Realia. Santi Donaire Agencia EFE

Empresas

Slim no consigue ahuyentar los fantasmas de rebelión de los accionistas de Realia

El mexicano ha cambiado la forma de valorar el suelo residencial como pedían algunos accionistas.

Noticias relacionadas

Las aguas siguen revueltas en el accionariado de Realia. De nada ha servido que el mexicano Carlos Slim haya cedido a las presiones de los minoritarios y haya ordenado cambiar la forma de valoración de los suelos residenciales de la inmobiliaria. Los tambores de guerra siguen sonando, porque ahora existen sospechas fundadas de que las ampliaciones de capital que se han realizado en el pasado podrían estar viciadas al haberse efectuado con datos incorrectos. 

En el último consejo de administración de Realia se decidía cambiar el método que se venía empleando para valorar el suelo residencial. En concreto, se pasa de utilizar el sistema ‘ECO’ a otro que está más estandarizado a nivel internacional y que se denomina RICS Valuation. Un método que se aplicará, por primera vez, en las cuentas del primer semestre del año, cuando se efectúe la revisión de los activos. 

Con este movimiento, el equipo de la inmobiliaria -capitaneados por su CEO Gerardo Kuri- esperaba desactivar las críticas del fondo Polygon (10% del capital), y que lleva meses exigiendo que se aplique este nuevo método de valoración. ¿El motivo? Que era difícil comparar las cuentas de Realia con sus pares europeos, pero también porque ha supuesto “una significativa infravaloración de los activos, impidiendo el reflejo de una imagen fiel” de su valor. 

Polygon, al ataque

Tan convencidos estaban en el fondo de su postura, que decidieron llevar al Instituto de Contabilidad y Auditorías de Cuentas (ICAC) sus requerimientos. Una decisión que, según ha podido conocer EL ESPAÑOL, no sólo se va a mantener si no que se va a presentar un nuevo escrito ante el ICAC tras el último cambio anunciado por Realia. 

Las fuentes consultadas por EL ESPAÑOL explican que el cambio de postura del consejo de administración de Realia demuestra que Polygon tenían razón en sus reclamaciones. No sólo eso, también en la “potencial responsabilidad” que pueden tener los miembros del consejo por la aprobación de las cuentas de los pasados ejercicios (basadas en el criterio ECO y no en el RICS). 

¿El motivo de semejante preocupación? Pues básicamente que con las cuentas de los años anteriores y un método que ahora será reformulado, se aprobaron tres ampliaciones de capital, así como ofertas públicas de acciones (OPA) que dieron el poder en Realia al magnate mexicano Carlos Slim. Así que cabe la posibilidad de que todas esas operaciones se hicieran basadas “en información que podría ser engañosa acerca del verdadero valor de los activos de Realia”. 

En definitiva, que Polygon no está tranquila con el cambio en el criterio de valoración de activos. Más bien todo lo contrario, y algunas fuentes explican que han perdido su confianza en el Consejo de Administración y en los auditores, por lo que dudan de su “capacidad para llevar a cabo una valoración justa de los activos residenciales”. 

La guerra, una vez más, vuelve a estar servida en Realia.