Aviones 737 MAX en una fábrica de Boeing.

Aviones 737 MAX en una fábrica de Boeing. David Ryder Thomson Reuters

Empresas

Boeing convoca a 200 reguladores, pilotos y técnicos de todo el mundo a una reunión en su sede

Será el próximo viernes en Renton, EEUU, y el objetivo es compartir detalles sobre el plan de la compañía para que el 737 MAX regrese al servicio.

Boeing ha convocado a más de 200 pilotos de aerolíneas de todo el mundo que operan el 737 MAX, responsables técnicos y reguladores a una reunión informativa en Renton, Estados Unidos este miércoles.

Esta medida se suma a la reunión mantenida el pasado fin de semana con un grupo de pilotos con los que compartió la actualización de software que está preparando para 737 MAX. Las autoridades de seguridad aérea de todo el mundo mantienen a estos aviones sin poder volar desde el pasado 13 de marzo debido a que, en los últimos cinco meses, ha sufrido dos accidentes mortales que le han costado la vida a más de 300 personas.

La compañía ha explicado que esta medida "forma parte del esfuerzo continuo por compartir más detalles sobre nuestro plan para que el 737 MAX regrese al servicio comercial de forma segura".

Respecto a los resultados de la reunión mantenida durante el fin de semana la empresa ha comunicado algunos detalles. "El pasado sábado tuvimos una reunión muy productiva y nuestro plan es llegar a todos los operadores actuales y muchos de los futuros operadores del MAX y a sus reguladores nacionales. Al mismo tiempo, seguimos colaborando estrechamente con nuestros clientes y con los reguladores para la actualización del software y de la formación para pilotos del 737 MAX".

A lo largo del pasado fin de semana distintos representantes de aerolíneas estadounidenses han enviado miembros de sus equipos a diferentes sesiones formativas en la sede de Boeing. United Airlines, que cuenta con 14 aviones 737 MAX 9, confirmó la asistencia de la compañía a la sesión de entrenamiento.

Del mismo modo, Southwest y su sindicato de pilotos SWAPA enviaron expertos de su equipo técnico de pilotos y de entrenamiento a instalaciones de Boeing a revisar documentación. La aerolínea es uno de los principales clientes del 737 MAX 8, del que cuenta con 34 aviones. Representantes de American Airlines también habrían participado en el encuentro.

Pruebas en el simulador

Según publica el New York Times, en la reunión del sábado, en la que participaron una docena de pilotos y responsables de formación de estas aerolíneas, además de revisar las modificaciones propuestas al nuevo software y las pantallas de la cabina, los pilotos utilizaron los simuladores de vuelo de Boeing para ver cómo habrían manejado la situación que se cree que derribó el Vuelo 610 de Lion Air en Indonesia. Los pilotos que usaron los simuladores pudieron aterrizar el avión de manera segura.

De esta manera Boeing ha culminado la actualización del software del 737 MAX. Además de la nueva versión del software de la aeronave, Boeing también ha finalizado la actualización de sus manuales de instrucción y de entrenamiento de pilotos.

El paso siguiente ahora será que la Administración Federal de la Aviación estadounidense (FAA) y las autoridades de seguridad aérea del resto del mundo den su visto bueno a estas modificaciones y las autoricen. Una vez llegado este puntó y, según los pilotos de las aerolíneas reciban la formación necesaria, los 737 MAX estarán en disposición de volver a volar. Algo para lo que aún esta aeronave deberá superar varias etapas.