La alianza Renault-Nissan-Mitsubishi no se verá afectada por el caso Ghosn y generará unas sinergias de 10.000 millones de euros para 2022, 4.300 millones más que las que registró en 2017, según informe de S&P Global Ratings.

Noticias relacionadas

La agencia de calificación crediticia ha publicado un informe en el que detalla que la alianza franconipona no se debilitará pese a la sacudida que generó la detención de Ghosn por mala conducta financiera y su posterior salida de la presidencia de las tres marcas.

Según S&P, las sinergias corresponderán a una combinación de acciones como la reducción de costes, evitar costes adicionales e inversiones de capital y un incremento de las ventas.

Además, la alianza tendrá que intensificar su cooperación operativa para alcanzar sus objetivos para 2022, con un aumento de la producción de vehículos sobre plataformas comunes de dos tercios para dicho año, en comparación con el 20% de 2016.

Por su parte, el analista de S&P Margaux Pery consideró que una ruptura de la alianza sería perjudicial para las tres firmas, debido al aumento de los gastos de I+D y de capital que conlleva la electrificación y la conducción autónoma.

"No obstante, creemos que la velocidad de la toma de decisiones podría desacelerarse, al menos hasta que se haya establecido el nuevo gobierno en Nissan", señaló Pery.

Nissan querría incrementar su poder de decisión en Renault, lo que podría requerir un cambio en la participación cruzada actual y tener implicaciones crediticias negativas para la firma francesa si redujera su participación en la marca nipona, según el analista.

En la actualidad, Renault posee el 43,7% de Nissan, mientras que Nissan posee el 15% de Renault, aunque sin derecho a voto, y el 34% de Mitsubishi Motors.

Nuevo consejo operativo

Renault-Nissan-Mitsubishi creará un nuevo consejo operativo para la alianza que estará capitaneado por el presidente de Renault, Jean-Dominique Senard.

El consejo operativo será un organismo único de supervisión de las operaciones y del gobierno y se pondrá en marcha con el fin de reforzar las bases de esta colaboración para asegurar su éxito en el futuro. En él participarán los consejeros delegados de las tres marcas.

Además, se reunirá cada mes en París o en Tokio y actualizará de forma regular a los accionistas de las compañías de los acuerdos e iniciativas que se llevarán a cabo. También impulsará la puesta en marcha de proyectos específicos para crear más valor a las empresas.