Nerea San Esteban Olga Rodríguez

Dia ya tiene el plan con el que tratará de resolver su futuro más próximo. En concreto, ha sido el del máximo accionista de la compañía, LetterOne, el vehículo inversor del magnate Mikhail Fridman, el que se ha alzado con la victoria. Lo ha hecho durante una junta de infarto, celebrada este miércoles en Madrid, en la que la crispación ha sido constante y los accionistas han alzado su voz contra el consejo y la compañía, unos, y contra Fridman y LetterOne, otros.

Noticias relacionadas

Desde que se ha hecho patente que la asistencia en la junta era de cerca del 54% del capital, cifra inferior a juntas anteriores, se ha dado por hecho que LetterOne, con el 29%, sería el ganador.

Y así ha sido. La gran división, puesta sobre la mesa por los dos actores enfrentados -el consejo y LetterOne- radicaba en qué plan elegir para la cadena: si la ampliación de capital de 600 millones propuesta por el consejo, o si la ampliación de 500 millones de LetterOne, vinculada a la opa lanzada por el fondo, que debería salir antes adelante.

No obstante, y a pesar de que los accionistas hayan elegido el plan que creen que más les conviene, ahora quedan varios frentes por resolver de manera urgente para que Dia evite la quiebra.

En este sentido, la compañía necesita ingresar de forma urgente 100 millones de euros, por sus fondos propios negativos. Con la opción escogida por los accionistas, y teniendo en cuenta que antes tendría que salir adelante la opa, el tiempo es limitado y Fridman tendrá que mover cartas en este asunto. Este martes, horas antes de la celebración de la junta, Dia anunció que había llegado a un acuerdo con los bancos que financian su deuda para extender la financiación hasta 2023

En cuanto al resto de los puntos del orden del día, los accionistas ha votado en contra de la reelección de Miguel Ángel Iglesias como consejero; de la reeleción de KPMG como auditor de las cuentas para el ejercicio 2019; y de la reducción del capital social en 56.021.086,17 euros, por disminución del valor nominal de las acciones de Dia en 0,09 euros para compensar pérdidas, y modificación del artículo 5 de los Estatutos Sociales.

LetterOne celebra la victoria...

El representante de LetterOne en la junta, Stephan DuCharme, se ha comprometido a ponerse a trabajar de inmediato para sacar Dia de la situación en la que se encuentra. En un comunicado ha mostrado su satisfacción porque la propuesta vencedora sea la suya, y ha asegurado que intentarán "conseguir la autorización del folleto de la OPA por parte de la CNMV con la mayor brevedad posible". 

Además, ha explicado que confía en que los accionistas se decanten por vender al precio de 0,67 euros que ofrecen por Dia. "Tienen dos opciones, aceptar la propuesta o aceptar el riesgo de un futuro incierto para negocio", concluye. 

... y el consejo de Dia se pronuncia

Tras la celebración de la junta de accionistas, el consejo de administración de Dia se ha reunido este miércoles para valorar la nueva situación de la compañía. Mediante un comunicado, el consejo ha asegurado que se encuentra a disposición de las partes y que continuará trabajando con la entidades financieras y sus asesores para, "con la máxima celeridad posible a la luz de los plazos a los que se enfrenta", cumplimentar aquellos de los requisitos que competan a la sociedad.

De la misma manera, ha explicado, continuará trabajando en las medidas que en su caso correspondan para que la compañía continúe atendiendo a sus obligaciones.

El consejo, ha dicho, se pronunciará "en el momento oportuno" sobre los términos de la opa de Fridman "de conformidad con la legislación vigente".

Durante su intervención en la junta, el CEO de Dia, Borja de la Cierva, ha insistido en que 2018 ha sido el año "más difícil" para la compañía desde su fundación. Tras hacer un repaso por los hechos del último ejercicio, De la Cierva ha insistido en que la compañía y su consejo de administración han estado centrados en diseñar una estrategia que "corrija su tendencia descendente".

El CEO ha reconocido que Dia "ha tardado en reaccionar", pero ha reseñado que su intención es poner en marcha el nuevo plan de negocio, simplificar la compañía, transformar la propuesta comercial y recuperar el compromiso de los franquiciados.