Una oficina de Inbursa, en México.

Una oficina de Inbursa, en México.

Empresas

Las políticas del mexicano López Obrador le cuestan 216 millones a Criteria

El brazo inversor de La Caixa obtuvo un beneficio de 1.577 millones de euros, un 8% más respecto al mismo período del año anterior.

Una de las grandes joyas de la corona de Criteria es su participación en el mexicano Grupo Financiero Inbursa. Se trata de uno de los principales bancos del país en el que el brazo inversor de la Fundación Bancaria La Caixa ostenta una participación del 9,1%. Una posición que hasta ahora era relativamente tranquila pero que, tras los últimos cambios políticos, se ha vuelto algo más compleja. 

Los vaivenes de las políticas del flamante presidente, López Obrador, ponen de los nervios a los inversores internacionales, y eso pasa factura. ¿La última? Anunciar “el fin del neoliberalismo y su política económica de pillaje, antipopular y entreguista”. Así que ante las dudas de lo que pueda estar por venir la inversión extranjera empieza a ‘guardar la ropa’. 

A esas dudas hay que sumarle también la amenaza que pende sobre las cabezas de las entidades financieras sobre un posible recorte de las comisiones bancarias. De momento el proyecto ha quedado aparcado, aunque la idea del presidente mexicano es prohibir buena parte de los conceptos por los que los bancos cobran a sus clientes. Una idea que retomará, ha dicho, a mediados de la legislatura.  

El valor en libros

Así que ante esta situación en Criteria también han optado por blindarse en Inbursa. Se ha anotado un deterioro de 216 millones de euros “por la creciente inestabilidad económica y política reciente en México, que se ha reflejado en una elevada volatilidad del tipo de cambio”. Además, resta otros 12,8 millones de euros que han ido contra coste fruto de dividendos procedentes de resultados de años anteriores y que se ingresaron en 2018. 

Tras estas operaciones el valor en libros de Inbursa alcanza los 881 millones de euros, según se puede observar en las cuentas de Criteria que se presentaban este martes. En ellas, el resultado final es de un beneficio de 1.577 millones de euros en 2018, un 8% más que el ejercicio 2017. 

Un ejercicio en el que la patrimonial de la Fundación La Caixa vio cómo una de sus participaciones históricas se vendía: Abertis, una operación en la que se ingresaron 3.350 millones de euros, de los que 1.000 millones fueron destinados a la reducción de deuda. En este momento la sociedad adeuda en números brutos 5.200 millones de euros. 

Gestión activa

Tal y como avanzó EL ESPAÑOL, Criteria reconoce en su informe de gestión que su objetivo ahora es el de hacer una gestión más “flexible” de la cartera. Se buscan participaciones diversificadas en empresas que tengan un gran potencial de crecimiento o rentabilidad por dividendo. Todo ello sin tener presencia en órganos de gobierno, con el objetivo de garantizar la generación de liquidez. 

La cartera de inversiones en renta variable cotizada alcanza los 16.800 millones de euros. Incluye participaciones en Caixabank (40,0%), The Bank of East Asia (17,6%), Grupo Financiero Inbursa (9,1%), Naturgy (24,0%), Suez (6,0%), Cellnex (6,0%) y Telefónica (1,2%). 

En total, el Gross Asset Value (GAV) ascendía a 31 de diciembre a 22.746 millones de euros. De ellos, el  73,9% por renta variable cotizada, un 12% en negocio inmobiliario, un 4,2% de renta variable no cotizada, un 3,8% de renta fija y otros, y finalmente, un 6,1% en caja y equivalentes.