Olga Rodríguez Arturo Criado

Dia ha llegado a un acuerdo con los bancos que financian su deuda para extender la financiación hasta 2023. Según ha informado la compañía mediante un Hecho Relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), los bancos exigen a cambio la venta de activos estratégicos en la Carta de Compromiso.

Noticias relacionadas

En referencia a los activos estratégicos, el HR señala que su venta debe producirse "por importe no inferior a los 100 millones de euros" e incluye a los establecimientos Max Descuento y Clarel. La compañía también debe "refinanciar los bonos existentes con vencimiento en 2021".

Los bancos exigen a la compañía que obtenga un Ebitda "igual o superior a 174 millones de euros en cada periodo de 12 meses que finalice el 31 de diciembre de 2019 y el 30 de junio de 2020". En esta línea, Dia tiene la obligación de "transferir un número de establecimientos comerciales que representen al menos el 60% del EBITDA Restringido a una filial operativa participada indirectamente al 100% por Dia". 

Sobre el contrato de renovación de la Financiación Sindicada, queda pendiente de que la junta de accionistas apruebe el aumento de capital por valor de 600 millones de euros "y con carácter previo a la suscripción y desembolso de dicha ampliación de capital", explica la compañía.

Este acuerdo ha tenido su impacto en la Bolsa. Cercanas las 11 horas, las acciones de Dia avanzaban un 8,1% hasta intercambiarse a un precio de 0,63 euros. Una cuantía que, a pesar del rebote, continúa por debajo del precio de 0,67 euros ofrecidos por LetterOne en su OPA.  

Junta de accionistas

Este acuerdo llega a unas horas de que se celebre la junta de accionistas de la compañía. Una junta donde todo apunta a que será el fondo LetterOne (con el magnate Mikhail Fridman a la cabeza) el que se imponga con su ampliación de capital de 500 millones (condicionada a que salga de adelante la opa que ha lanzado), aunque el Consejo de Administración tiene esperanzas en sacar adelante la suya de 600 millones. 

Durante la junta será importante conocer qué posición adoptan los grandes accionistas (al margen de LetterOne, que ostenta el 29%), y ahí parece que la cosa puede estar complicada para ambos contendientes. 

Por su parte, la división de inversión del family office de Luís Amaral, que ostenta una participación de alrededor del 2% en el capital de Dia, ha indicado que el acuerdo constituye un hito muy positivo para la compañía, que apoya la gestión del equipo directivo, que existen buenas alternativas para reestablecer la salud financiera de la compañía y que la propuesta del equipo directivo de ampliar capital por 600 millones es la opción que ofrece más valor.

Por su parte, han recordado que la oferta pública de adquisición (OPA) voluntaria de 0,67 euros por acción anunciada por LetterOne "merma el valor de las acciones de Dia y no refleja adecuadamente el valor de la compañía".

Para Western Gate, "la solución planteada por el equipo directivo de la compañía es la que restaurará la credibilidad de Dia a ojos del sistema bancario, de los titulares de deuda y de los proveedores y, por tanto, constituirá un sólido punto de partida para implementar la estrategia de la dirección y abordar la negativa situación patrimonial. De esto da cuenta el acuerdo anunciado hoy con los acreedores financieros sindicados".