Albert Bosch, CEO y fundador de Housfy.

Albert Bosch, CEO y fundador de Housfy.

Empresas INMOBILIARIA

Housfy, la 'start-up' que vende 1.000 inmuebles en España, mira al exterior

La 'proptech', que opera sobre todo en Madrid y Barcelona, desembarca en Italia y piensa en Francia.

Noticias relacionadas

Es una plataforma tecnológica que se dedica a la venta de inmuebles sin intermediarios. Lleva casi dos años operando en España, pero Housfy quiere ampliar su campo de actuación. Acaba dar el salto a Milán, pronto lo hará a Roma y Turín, y piensa en otras ciudades europeas como París o Lisboa.

"Aún queda mucho, el crecimiento inicial ha sido bueno. La clave es que estamos ofreciendo al mercado algo que estaba esperando", explica a este periódico Albert Bosch, CEO de la compañía. Fundada en 2017 por el propio Bosch, Miquel A. Mora y Carlos Blanco, bajo el paraguas de la incubadora de start-ups Nuclio Venture Builder, Housfy permite vender casas de particular a particular sin comisiones de agencia.

Presumen de sus números conseguidos hasta ahora. En 2018, cerraron cerca de 1.000 operaciones. Asegura la compañía, con 50 trabajadores, que terminan 5 operaciones al día, en un tiempo de 60 días y generando un ahorro medio de 15.000 euros por cliente. Según sus cálculos se encuentran entra las cinco agencias que más venden en España.

Su reclamo comercial es, en base, que no existen las comisiones de agencia. Frente a la inmobiliaria tradicional, Housfy y otros operadores como Housell, venden "planes completos" según qué parte del proceso de venta se quede la compañía: desde la valoración de la vivienda, hasta los anuncios o la asistencia legal.

Aunque tienen la vista puesta en el mercado internacional, Bosch insiste en la importancia que tiene para la compañía el negocio español. De momento, se mueven en las grandes capitales. Según los datos que maneja la start-up, en Madrid posee el 2% de la cuota de mercado y en Barcelona el 4%. Bosch reseña, dejando entrever sus planes: "España tiene más de 8.000 pueblos".

A por la tercera ronda de financiación

Pero, ¿cómo financiar esta expansión? Para el aterrizaje en Italia, en concreto, la compañía ha informado de que contará con un presupuesto cercano al millón de euros con el objetivo de vender 300 inmuebles en este país durante el curso. La compañía invertirá principalmente en publicidad, online y offline, y en personal de ventas como ya hizo anteriormente en otras ciudades españolas. Asimismo, la compañía abrirá su primera sede internacional, de carácter institucional y para un mayor control del negocio, en el centro de Milán.

Para pagarlo, tiene previsto cerrar financiación antes de finalizar el año. Sería la tercera ronda de la start-up, que ya cerró 700.000 euros en 2017 y 3 millones en 2018, esta última liderada por Seaya Ventures. 

Bosch está convencido de que su fórmula tiene las de ganar. "Tú lideras el proceso, nosotros te asesoramos con herramientas de bigdata", explica. 

¿Y el alquiler? "Nos lo hemos planteado", asegura el CEO, aunque la compañía, por el momento, está inmersa en que el viaje internacional les dé resultados.