Listo para Comer: Así luchará Mercadona para “llenarte la tripa”

Listo para Comer: Así luchará Mercadona para “llenarte la tripa”

Empresas

Listo para Comer: Así competirá Mercadona para “llenarte la tripa”

Las 250 tiendas que venderán platos preparados en 2019 ofrecerán ensaladas, pizza y pasta al gusto y 35 variedades de platos.

Mercadona dio de comer a un centenar de periodistas en su presentación anual de resultados con sus nuevos platos preparados, bajo el sello ‘Listo para Comer’, y tiene el objetivo de “llenar la tripa” a varios millones más a partir de 2019, en palabras del presidente de la cadena, Juan Roig.

El evento se celebró en el centro de coinnovación de Jarros (Valencia), apodado cariñosamente ‘Jarrods’ -”Harrod's no nos puede demandar porque la nuestra tiene una ‘J’, bromeó Juan Roig-. En esta enorme tienda de pegote, buena parte de los productos perecederos son de cartón, de manera que al mirar los yogures, las pizzas o el pescado te da la sensación de estar en la casa de muñecas más grande del mundo. 

Sin embargo, para acompañar a la radiografía anual del grupo, Mercadona puso a funcionar los hornos e hizo una presentación en vivo y en directo de su nuevo servicio de platos preparados. 

Así, con una hamburguesa en una mano y un trozo de pizza de champiñones en la otra, este intrépido reportero pudo probar un modelo que ya está presente en más de una docena de tiendas en Valencia, una en San Sebastián de los Reyes (Madrid) y otra en Barcelona. “Creemos que va a ir bien porque hay expectación. Como vendemos ‘tuppers’, algunos ‘jefes’ nos dicen en las cajas: ‘a ver cuándo me lo llenas’”, explicaba a EL ESPAÑOL un portavoz del grupo.

Los precios

El modelo, una vez que se implante a pleno pulmón, requiere mucho espacio en las tiendas. Tiene una isleta para hacer tu propia ensalada, un mostrador en el que te calientan la pasta mientras haces la compra, otro en el que te hacen la pizza al gusto, una vitrina con hamburguesas y bocatas recién hechos y otra con platos preparados de los de toda la vida, aunque Juan Roig parece tener debilidad por la berenjena rellena de a 3,5€ la ración. 

Uno de los motivos para pensar que este modelo le va a ir bien tiene que ver con los precios. Las ensaladas cuestan 3,5€, las hamburguesas 2,5€, los platos de pasta oscilan entre los 3€ y los 3,5€, la pizza se mueve entre los 5€ de la individual a los 8€ de la familiar, y el medio pollo asado sale por 4€. El mostrador de sushi, ya implantado en muchas tiendas, está también presente en el bloque, al igual que un nuevo refrigerador con bebidas frías, una vieja reivindicación de muchos clientes.

¿Y están buenas? Siempre con el propósito de informar mejor a los lectores, este redactor se aventuró a probar varios de los platos, si bien la gente de Cocinillas seguro que tiene una opinión más contrastada. En suma, la respuesta es que sí.

La hamburguesa con queso de dos euros y medio con pan brioche no quiere competir con las de Goiko Grill, pero que te resuelve un bocado rápido con mucha dignidad. Las pizzas al horno y al gusto son claramente superiores a las congeladas y regrigeradas, o al menos te ahorran el tiempo de preparación. Una apuesta personal: los ‘serranitos’ con pimientos darán muchas alegrías a la empresa.

Los 'perjudicados'

Aunque la compañía insiste en que la competencia siempre es buena, la conclusión más sencilla es que esta iniciativa perjudicará a cadenas de cadena rápida situadas en el entorno de muchos Mercadona. En todo caso, aún no se sabe en qué ubicaciones se instalarán los primeros ‘Listo para Comer’.

Lo que sí parece, vistos algunos cierres de tiendas que ya se han producido, es que la compañía apunte a ir cerrando tiendas más pequeñas que no den cabida al modelo que pretende implantar Roig. En parte por eso, el directivo fue tan tajante cuando le preguntaron por posibles compras de activos y afirmó taxativamente que "Dia, no"

Aunque la web de Mercadona y el modelo de 'colmenas' acaparó muchos titulares, incluyendo los nuestros, los platos preparados son la gran apuesta multimillonaria del grupo, tanto por inversiones realizadas como por potencial de ingresos. En agosto estrenaron en Burjassot (Valencia) el modelo de prueba, y hoy son ya 11 los supermercados valencianos que lo incluyen. Alcanzar este mismo año los 250 es una de las grandes apuestas de la compañía.

“La cocina del siglo XX ya no existirá”

Para Roig, la cocina tal y como las hemos entendido hasta hoy va a dejar de existir. De hecho, lo dijo literalmente: “La cocina del siglo XX ya no existirá”. Para él, el presente consiste en que la gente caliente platos entre semana y cocine, como mucho y a veces por hobby, los fines de semana. “Como en Valencia, que nos gusta hacer una paella”. En muchos hogares con dos padres que trabajan, como el de quien suscribe, eso es una verdad como un templo.

El surtido se compone de 35 platos diseñados en sesiones de trabajo con 800 clientes. El equipo inicial, de 16 personas, ya ha promocionado dentro de la compañía y hoy la división está integrada por más de 150 profesionales, todos formados específicamente. 

En la iniciativa han contado con 80 proveedores especialistas y la inversión en 2018 ha alcanzado los 5 millones, una cifra que, con la implantación masiva, se disparará hasta los 120 millones de euros en 2019, un 5% de la inversión total prevista por la compañía para el presente ejercicio.