Arteixo (A Coruña)

Inditex está ralentizando el ritmo, pero sigue creciendo sin tocar techo. No obstante, sus resultados no son para tirar cohetes. La compañía obtuvo un beneficio de 3.444 millones de euros en 2018, un 2% más que en el ejercicio precedente. Se trata, así, de su menor crecimiento de beneficio de los últimos cinco años. 

Noticias relacionadas

Gráfico del beneficio de Inditex en los últimos ejercicios Europa Press

Durante su ejercicio fiscal (del 1 febrero de 2018 a 31 de enero de 2019), la compañía que dirige Pablo Isla alcanzó un nuevo máximo histórico en sus ventas, hasta los 26.145 millones de euros, un 3% más (un 7% sin el efecto divisa), con crecimientos en todas las áreas geográficas en las que el grupo tiene actividad. Este crecimiento también tiene una doble lectura, y es que es el menor crecimiento en ventas de la historia de la compañía.

Gráfico de los ingresos de Inditex en los últimos ejercicios Europa Press

En el último ejercicio quedó patente su apuesta online: ya le supone el 14% de las ventas. Por su parte, las ventas en tiendas comparables se incrementaron en 2018 un 4%, con evolución positiva en todas las áreas geográficas, en todas las marcas y tanto online como en tienda física. El resultado operativo (ebitda) se situó en 5.457 millones de euros, un 3% superior (un 11% a tipo de cambio constante). El resultado de explotación (ebit), por su parte, se situó en 4.357 millones de euros, un 1% más (un 9% a tipo de cambio constante).

En cuanto a las ventas online, el gigante textil ha sido transparente en cuanto a los datos de este segmento, algo que comenzó a hacer el pasado ejercicio. Según ha informado, este área crece de manera consistente, hasta los 3.200 millones de euros, lo que representa un crecimiento del 27% en el último año. "Este buen funcionamiento del modelo integrado ha permitido que la venta online represente ya el 14% de las ventas de los mercados donde Inditex dispone de presencia comercial integrada", cuentan desde la compañía. Zara lanzará la venta online en Brasil en marzo y en mayo lo hará en Dubái, Arabia Saudí, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Indonesia, Israel, Líbano, Marruecos y Serbia. 

El grupo que fundó Amancio Ortega continúa sacando pecho por "no entrar" en la guerra de precios. Durante 2018, el margen bruto de la compañía mejoró 39 puntos básicos, creciendo un 4% hasta los 14.816 millones de euros, "tras mantener las políticas comerciales no promocionales" y todo ello, explica Inditex, en un entorno de fuerte impacto negativo de divisa por la fortaleza del euro.

Con relación al inicio de 2019, las ventas en tienda y online a tipo de cambio constante crecen un 7% entre el 1 de febrero y el 9 de marzo. Asimismo, la compañía estima un crecimiento de las ventas en tiendas comparables de entre el 4 y el 6% para todo el ejercicio.

La cifra de inversión ordinaria prevista para 2019 estará alrededor de 1.400 millones de euros, cifra la compañía, en función del programa de apertura de nueva superficie comercial en ubicaciones principales. 

Nueva política de dividendos

Según ha informado el gigante textil, el consejo de administración propondrá a la junta una nueva política de dividendos. El dividendo ordinario supondrá un payout del 60% del beneficio, frente al 50% actual, y además se distribuirá, como dividendo extraordinario, un total de 1 euro por acción a percibir entre los años 2019, 2020 y 2021.

El primer efecto de esta política es un incremento del dividendo del 17% en el presente año, que supone repartir 0,88 euros por acción, 0,66 como dividendo ordinario y 0,22, extraordinario. Un primer pago de 0,44 euros se realizaría el 2 de mayo de 2019 y el segundo pago por la misma cantidad el 4 de noviembre de 2019.