Los jugadores del Real Madrid, hundidos tras la eliminación ante el Ajax

Los jugadores del Real Madrid, hundidos tras la eliminación ante el Ajax REUTERS

Empresas GUERRA DEL FÚTBOL

Vodafone coge aire tras la eliminación del Real Madrid de la Champions

La operadora espera que el fútbol deje de ser un factor relevante en las portabilidades de líneas en lo que queda de curso.

Noticias relacionadas

Seguramente en el equipo directivo de Vodafone hay muchos madridistas que sufrieron con la eliminación del equipo merengue de Champions este martes. No obstante, y ya barriendo para casa, es un hecho que el fin del Real Madrid en la máxima competición continental sacó más de una sonrisa en el equipo de la operadora británica en España.

La ecuación es simple. Vodafone ha sufrido una fuga de clientes importante desde que decidió no emitir la Champions League y El Partidazo en verano y tras convertirse en la única de las tres grandes en telecos que no emitió esta temporada el torneo. De hecho, tras el fin de las promociones de Movistar y Orange con el fútbol, a finales del año pasado, la compañía comenzó a levantar la cabeza.

El problema es que con el comienzo de los octavos de final en febrero, sus dos competidores volvieron a apretar y -con nuevas promociones- impulsaron al mercado a volver a contratar paquetes convergentes de fútbol ¿Resultado? Lo que parecía una tendencia a la recuperación de Vodafone se convirtió en un nuevo foco de preocupación. 

Estrategia de contenidos sin fútbol

En esta línea, las fuentes del sector consultadas insisten en que la participación del Real Madrid en Champions League es un de los elementos que decanta la decisión de compra de un paquete de televisión. Por el contrario, sin Real Madrid, en Vodafone confían en que las altas en sus competidores en este segmento empiecen a perder fuerza o, al menos, bajen en intensidad.

En la operadora británica muchas veces han defendido la "estacionalidad" de los contenidos del fútbol de la televisión. Es decir, que se produce una gran contratación en agosto y septiembre y luego en febrero, pero que durante el resto del año estos contenidos no generan mayor movimiento de portabilidades. 

Si a eso le sumamos que el equipo de mayor tirón televisivo ya no está en la competición, muchos creen que al menos en este curso, la “pesadilla Champions” ya se habría terminado. Vodafone confía en que su estrategia de contenidos de televisión con cine, series y acuerdos con otros proveedores de contenidos -con exclusividad todavía de HBO- consolide sus avences.

Evolución de las portabilidades

Los datos de portabilidades de líneas fijas e internet del hogar (que suelen ser un barómetro para medir el éxito de los paquetes convergentes con fútbol) indicaron que entre agosto y noviembre del año pasado Vodafone perdió unas 110.000 líneas.

En noviembre solo perdió 12.000 líneas, por las 30.000 de agosto, las 43.000 de septiembre y las 16.000 que se dejó en octubre. En sus resultados trimestrales de enero la operadora advirtió que su fuga de clientes de había ralentizado en los últimos meses y, en efecto, en diciembre volvió a ganar 6.000 altas y en enero 11.000. 

En la compañía atribuyeron esta evolución directamente a la temporada de fútbol, algo que quedó confirmado con el comienzo de los octavos de la Champions League y las promociones con ofertas hasta el final de temporada de Movistar y Orange. En resultado es que en las portabilidades de febrero, Vodafone solo ganó 900 líneas y ralentizó las cifras de crecimiento de los últimos dos meses.