La pasada semana, el secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Pedro Saura hizo pública la intención del Ministerio de Fomento de licitar 5.700 millones de euros a pesar de la convocatoria de elecciones. Un paquete de concursos compuesto por 3.000 millones de renovación de flota de Renfe y 2.700 millones de obras de Adif. 

Noticias relacionadas

En lo que respecta a la operadora ferroviaria, la compañía ya ha licitado dos concursos valorados en más de 690 millones de euros entre enero y marzo. Una cifra que se incrementará en el próximo consejo con el contrato más esperado por el sector ferroviario español: los más de 1.600 millones de la renovación de la flota de Cercanías.

Renfe ha dejado para el Consejo de este mes la joya de la corona de sus próximas licitaciones. Este macrocontrato va a renovar gran parte de la flota que el año pasado usaron 423 millones de pasajeros.

Tendrá un gran impacto en los dos grandes núcleos en los que se presta este servicio: Madrid y Barcelona. Los trenes de Cercanías de Madrid transportaron a  241,71 millones de usuarios el pasado año, mientras que los de la Ciudad Condal sumaron 113,48 millones de pasajeros.

La importancia cuantitativa de este medio de transporte contrasta con la ausencia de contratos de renovación de trenes de esta categoría durante los últimos años. Actualmente la edad media de la flota de Cercanías española va desde los 28 años de los más longevos a los 15 de los más modernos. Una situación que el contrato de Renfe quiere revertir.

El contrato de Cercanías se compondrá de  211 trenes de gran capacidad. La urgencia de este contrato va a hacer que Renfe lo trocee en distintas partes. De esta manera conseguirá acelerar los tiempos en los que podrá poner en marcha este material rodante. Si adjudicara todo el concurso a un sólo fabricante generaría un cuello de botella que haría que la llegada del total de la nueva flota fuera más lenta que adjudicándolo a distintos constructores. 

En lo que respecta a la parte empresarial, el contrato de Cercanías ha sido largamente esperado por Talgo, CAF, Bombardier Siemens y Alstom. De hecho, desde el sector indican que "lleva encima de la mesa desde 2011". Esta situación ha provocado que los fabricantes con plantas en España hayan vivido mayoritariamente de contratos conseguidos fuera de nuestras fronteras durante los últimos años.

693 millones licitados en lo que va de año

Durante este lunes el Consejo de Administración de Renfe licitó el contrato de 40 locomotoras de alta velocidad. El presupuesto total de la licitación asciende a 295 millones de euros

Esta licitación se compone de dos lotes. El primero es el suministro y mantenimiento integral de 26 cabezas motrices con capacidad para alcanzar los 330 kilómetros por hora.

El segundo lote se compone del mantenimiento de 13 composiciones de coches transformados, con opción a 6 composiciones de coches adicionales. En ambos lotes el mantenimiento será durante el periodo de garantía.

Del mismo modo, el pasado mes de febrero la operadora licitó otro contrato valorado en 398 millones compuesto por 31 trenes para circular por vía estrecha. Este material rodante dará servicio en las líneas de la cornisa cantábrica, así como la línea de Cercedilla-Cotos en Madrid. 

Los fabricantes que logren hacerse con este contrato tendrán un plazo de tres años y tres meses para comenzar a entregar los trenes que, posteriormente, también mantendrán durante 15 años, en colaboración con Renfe.

Si a estos dos contratos, valorados en 693 millones le sumamos los 1.600 millones del concurso destinado a renovar Cercanías, Renfe licitará más de 2.200 millones de euros antes de que comience la campaña electoral.