Imagen de archivo de la junta de accionistas de Ferrovial.

Imagen de archivo de la junta de accionistas de Ferrovial.

Empresas

Ferrovial provisiona 774 millones como deterioro de su participación en la británica Amey

La compañía confirma que pone el cartel de se vende a toda su división de servicios tras terminar el análisis del negocio.

Ferrovial ha anunciado que va a realizar una una provisión de 774 millones de euros como consecuencia del deterioro del valor de su participación en Amey, la cabecera de su división de servicios en el Reino Unido. La compañía ha indicado que esta provisión no supone salida de caja

Una vez efectuada dicha provisión, que tiene como fecha diciembre de 2018, el valor en libros de la participación de Ferrovial en Amey asciende a 103 millones de euros.

En un comunicado remitido a la Comisión del Mercado de Valores, Ferrovial ha indicado que "ha decidido clasificar todas sus actividades de servicios como disponibles para la venta a 31 de diciembre de 2018".

Según indica la compañía, esta decisión se enmarca en el reenfoque estratégico de Ferrovial, "centrado en el desarrollo del negocio de infraestructuras". Según la mayoría de analistas, el peso de las infraestructuras en la valoración por suma de partes de Ferrovial supera el 80%.

En el mismo comunicado, Ferrovial ha declarado que otros negocios de la división de servicios no van a tener que tener una contabilización negativa en libros. "No se han realizado provisiones adicionales en el resto de la división de servicios. De hecho, el valor razonable supera claramente el valor en libros en algunos casos, pero no es posible compensar el deterioro con la potencial plusvalía".

La división de servicios de Ferrovial opera como una de las principales compañías del mercado en España, Reino Unido y Australia, contando además con presencia en Chile, Estados Unidos, Canadá y Polonia. 

Impacto del valor de Amey

Para la compañía, el impacto en el "valor razonable de Amey refleja la evolución y las perspectivas del mercado en el Reino Unido, afectado por la incertidumbre macroeconómica y las restricciones presupuestarias. En ese contexto, el número de disputas contractuales entre los participantes en el mercado se ha incrementado considerablemente. En el caso de Amey, se concentra en el contrato de operación del proyecto con el Ayuntamiento de Birmingham".

Ferrovial Servicios lleva operando en Reino Unido desde 2003 a través de Amey. La compañía española lanzó una OPA ese año. La operación se valoró en 118 millones y asumió una deuda de 221 millones. Según la información corporativa de Ferrovial, Amey factura 2.200 millones de libras anualmente y tiene más de 20.000 empleados.

Este anuncio llega después de que, a finales de año, los rumores sobre una posible venta de Amey se dispararan. Según esas informaciones, Ferrovial mantenía "conversaciones" con las firmas de capital riesgo PAI Partners and Greybull Capital para venderles su cabecera británica.