El logo de FCC.

El logo de FCC.

Empresas

FCC sugiere que este año volverá a repartir dividendos entre sus accionistas

El director de Mercados y Control ha manifestado que estos resultados cumplen los ratios pactados con los bancos para poder remunerar a sus accionistas.

Noticias relacionadas

FCC ha sugerido la eventual recuperación este año del pago de dividendo que mantiene suspendido desde 2013, al considerar que los resultados del grupo correspondientes 2018 "hablan por sí solos".

"El reparto de dividendo es una decisión que, en su momento, corresponde tomar al consejo de administración y a la junta de accionistas", indicó el director de Mercados y Control de FCC, Miguel Coronel.

"Pero las cifras hablan por sí solas", añadió durante la presentación de resultados de la compañía, que durante el pasado año dobló su beneficio y ganó 251 millones de euros, aumentó un 5,6% su resultado bruto de explotación (Ebitda) y recortó un 24,8% su deuda.

De esta forma, el alto directivo del grupo aludía al hecho de que estos resultados colocan a FCC en situación de cumplir los ratios que tiene pactados con los bancos para poder volver a remunerar a sus accionistas.

En concreto, en virtud de estos acuerdos, para pagar dividendo, la deuda de la compañía debe ser inferior a cuatro veces su Ebitda.

El accionista de control de FCC ya avanzó la posibilidad de recuperar el dividendo este año durante una presentación a analistas, en la que indicó que "la fortaleza financiera lograda por la compañía permite que se pueda tomar la decisión conveniente".

Además, Carlos Slim aseguró entonces que su pretensión es que una vez que la constructora vuelva a dar dividendo, ya no haya "marcha atrás y se aborde un pago recurrente y permanente".

Último hito de la recuperación 

La recuperación del dividendo constituye el último hito que la compañía también participada por Esther Koplowitz tiene pendiente tras el proceso de ajuste y saneamiento acometido que le llevó a volver al beneficio ya en 2017.

En el caso de que FCC volviera a pagar dividendo, sería el primero que Carlos Slim cobraría desde que en 2014 desembarcara y rescatara la empresa, mediante la inyección del grueso de los 1.700 millones de euros que han sumado las ampliaciones de capital realizadas por la compañía, además de comprar la deuda de Koplowitz vinculada a su participación en la constructora.