Los taxistas ocupan la Gran Vía de Barcelona contra la normativa de los VTC, en una imagen de archivo.

Los taxistas ocupan la Gran Vía de Barcelona contra la normativa de los VTC, en una imagen de archivo. EFE

Empresas MOBILE WORLD CONGRESS

Caos en el transporte de Barcelona en un Mobile solo con taxis y sin Cabify

La movilidad sostenible fracasa en la mayor feria tecnológica mundial que acoge una ciudad española.

Barcelona

Noticias relacionadas

Esperas de una hora para coger un taxi a la salida del Mobile World Congress y atascos kilométricos que han saturado todo el trayecto desde el centro de la ciudad condal hasta la Fira de Gran Vía en L’Hospitalet. Son imágenes que se han repetido insistentemente durante los dos primeros días del Mobile en Barcelona, el primero después de que la empresa de VTCs decidiera marcharse tras el último decreto de la Generalitat limitando su actividad.

La realidad indica que la movilidad sostenible ha fracasado, precisamente durante la feria en la que Barcelona intenta demostrar al mundo que es un escaparate de la innovación y la tecnología. Barcelona intenta venderse como una ciudad del futuro con un transporte público del pasado. Una ciudad que lleva dos días colapsada por los 107.000 asistentes que han llegado por el Mobile y que no han podido moverse con tranquilidad por las calles de la ciudad catalana.

Por ejemplo, un trayecto que normalmente podría tomar veinte minutos se convierte en un infierno de casi una hora, incluso si lo hacemos fuera de la hora punta de primera hora de la mañana y última hora de la tarde. Las alternativas son pocas: metro, autobuses públicos y privados, coches privados y taxis…. muchos taxis. Pero el resultado es el mismo: lentitud y largas esperas.

La alternativa del metro

Si nos decidimos por el metro como alternativa, debemos considerar que los trayectos en hora punta duplican su duración. De hecho, llegar hasta el Mobile a primera hora puede tardar fácilmente más de cuarenta minutos en hora punta. Ello, porque los trabajadores de Metro de Barcelona decidieron convocar huelgas los tres primeros días del Mobile -lunes, martes y miércoles- desde las siete a las nueve de la mañana, de cuatro a seis de la tarde y de 22.50 a 00.00 horas.

En el caso de las dos primeras franjas horarias, los servicios mínimos apuntan al 50% y en la de la noche solo al 30%. La realidad indica que viaje en metro al Mobile en estas horas suele ser muy complicado y con largas esperas. Los empleados de la compañía mantuvieron la huelga pese a las mediaciones de última hora del Govern catalán.

Si vemos que el metro no es una opción, tomar un taxi tampoco es mucho mejor. Pese a la gran dotación de estos vehículos, el tiempo de espera en hora punta para salir del Mobile suele tardar de entre 40 minutos a una hora. Y una vez que se consigue coger un coche, el trayecto hasta el centro de la ciudad suele ser largo, con las calles de acceso a la feria totalmente colapsadas.

Sobrepoblación de taxis

En este punto se nota la salida de Cabify, plataforma de VTC que decidió abandonar la ciudad después del decreto de la Generalitat que establecía un tiempo de precontratación. No queremos decir que con Cabify se hubiesen solucionado definitivamente los problemas de movilidad de MWC, pero desde luego hubiesen democratizado el transporte y hubiesen dado mayores opciones a los usuarios.

Una coyuntura que los taxis han sabido aprovechar sobrepoblando la ciudad en el Mobile y generando grandes atascos. En un viaje normal, a una hora no demasiado congestionada, era común ver una media de seis taxis por cada diez vehículos en los semáforos. En hora punta esto ha hecho que los desplazamientos se hayan vuelto imposibles, incluso con coches particulares o autobuses de empresa.

Como ya ha informado este periódico, precisamente este martes y en pleno Mobile World Congress el Área Metropolitana de Barcelona ha dado la puntilla a los servicios de VTC que operaban con intermediación de Uber y Cabify: los viajes tendrán que ser contratados con una antelación mínima de una hora.

Veto a Cabify en el Mobile World Congress

También se establecen horarios de trabajo y días de libranza. En total, las VTC tendrán que dejar de trabajar dos días a la semana (uno de ellos de lunes a viernes). Además, establece dos turnos de trabajo: diurno y nocturno. Este martes también se ha conocido el veto a Cabify en el Mobile. La compañía debía participar en una conferencia sobre el crecimiento de las start-ups españolas.

Fuentes cercanas a Cabify han explicado que se les comunicó la decisión hace un mes tras haber sido invitados a participar en la charla From Zero to Hero: Fastest-Growing Startups in Spain impulsada por Wayra, la aceleradora de Telefónica. Desde la organización del 4YFN confirman que se ha eliminado a Cabify de la lista de invitados por “razones políticas”. “No está en nuestro ánimo involucrarnos en temas políticos”, han justificado.