La comisaria de Competencia, Margrethe Vestager

La comisaria de Competencia, Margrethe Vestager François Lenoir/Reuters

Empresas

Bruselas sopesa multar a Telefónica por incumplir las condiciones de compra de E-Plus

Incumplió la obligación de ofrecer servicios 4G mayoristas a todos los interesados a los mejores precios de referencia. 

Bruselas

Noticias relacionadas

La Comisión Europea ha enviado este viernes a Telefónica Deutschland un pliego de cargos en la que le acusa formalmente de haber incumplido los compromisos asumidos (remedios) para obtener autorización de Bruselas en la compra en 2014 de E-Plus, la filial alemana de móvil del operador holandés KPN. Telefónica tiene ahora hasta el 5 de abril para presentar alegaciones.

Si sus argumentos no le convencen, el Ejecutivo comunitario podría imponerle una multa de hasta el 10% del volumen de negocios anual de Telefónica Deutschland a nivel mundial. También podría plantearse revocar la autorización de compra de E-Plus.

Desde Telefónica han indicado que "estamos analizando el comunicado completo de la Comisión y daremos nuestro punto de vista a su debido tiempo en las próximas semanas. En nuestra opinión, la Compañía ha actuado de acuerdo a lo establecido en la aplicación de este “remedio”, de la misma forma que se ha hecho con otros remedios de la fusión, y tenemos confianza en que podremos disipar las dudas de la Comisión al respecto".

Por su parte, la CE ha indicado que "los compromisos de las partes de una decisión de concentración son cruciales para garantizar que se mantenga la competencia efectiva tras una fusión o absorción, de modo que no se perjudique a los consumidores. Requerimos su pleno cumplimiento y  nos tomamos muy en serio cualquier caso de posible incumplimiento por parte de las empresas, razón por la que hemos enviado el pliego de cargos", ha dicho la comisaria de Competencia, la liberal danesa, Margrethe Vestager, en un comunicado.

La opinión preliminar de la Comisión es que Telefónica ha incumplido uno de los tres compromisos que asumió para resolver los problemas de competencia que según Bruselas provocaba la compra de E-Plus. Se trata de la obligación que tenía la compañía de ofrecer servicios 4G mayoristas a todos los agentes interesados a los "mejores precios en condiciones de referencia".

Bruselas cree que Telefónica no ejecutó correctamente esta obligación al no incluir determinados acuerdos mayoristas existentes en este patrón de referencia. Si la compañía hubiera incluido estos acuerdos adicionales, los rivales se hubieran beneficiado de condiciones de acceso a la 4G mayorista más ventajosas.

"Como resultado de la conducta de Telefónica, se redujo la capacidad de los terceros para competir en el mercado alemán de los servicios de telecomunicaciones móviles", sostiene la Comisión. Es la primera vez en la historia que el Ejecutivo comunitario envía un pliego de cargos acusando a una empresa de incumplir las condiciones de una fusión o adquisición.