Juan Carlos Escotet, presidente de Abanca.

Juan Carlos Escotet, presidente de Abanca.

Empresas

Abanca reconoce contactos con accionistas de Liberbank para entrar en su capital

El precio que pagaría sería de 0,56 céntimos por acción de Liberbank, sujeto a una due dilligence. Por ahora no se ha formalizado una propuesta. 

Abanca reconoce que ha mantenido contactos con los principales accionistas de Liberbank de cara a realizar una oferta por el banco. En concreto, la entidad gallega afirma que ha habido "contactos y conversaciones" entre los propietarios de ambas entidades sin que, por ahora, se haya llegado a un acuerdo. 

Según indica el banco que preside Juan Carlos Escotet, tanto Abanca como Liberbank habrían explorado la posibilidad de una unión entre ambas empleando toda la información pública disponible. Para ello, Abanca afirma que ha contado con el apoyo de Bank of America Merrill Lynch y su asesor legal Linklaters

Para lograr llegar a un acuerdo se "han producido diversas conversaciones y reuniones para analizar en profundidad las diversas alternativas existentes". Incluso, Abanca pone un precio encima de la mesa a pagar por la entidad: 0,56 euros por acción de Liberbank, aunque sujeto a un análisis más detallado de la entidad. 

Sin acuerdo 

Eso sí, insiste en que "no se ha concluido ni formalizado acuerdo alguno con los principales accionistas de Liberbank" sobre la operación. 

Con el Hecho Relevante enviado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) Abanca despeja los rumores que había en el mercado sobre una operación corporativa, y que fueron adelantados por el diario Expansión en la mañana de este viernes. 

Liberbank también ha comunicado al mercado que no ha recibido ninguna oferta concreta por el banco, y que sigue estudiando y avanzando en su posible fusión con Unicaja. 

Tanto Liberbank como los bonos de Abanca han sido suspendidos a primera hora de la mañana por la CNMV y volverán a cotizar una vez que se conozcan los detalles de la oferta lanzada por la gallega. 

No es la primera vez que Abanca se interesa por Liberbank, con la que ya estuvo negociando en 2017, y es que la entidad gallega cree que ambas entidades son complementarias.