Pallete, durante su intervención en el encuentro de directivos de 2018 de Telefónica.

Pallete, durante su intervención en el encuentro de directivos de 2018 de Telefónica.

Empresas TELECOMUNICACIONES

Pallete consolida su proyecto: reduce deuda, genera caja y transforma Telefónica

El presidente ejecutivo de la operadora completa sus primeros tres años de gestión cumpliendo todos sus objetivos.

Noticias relacionadas

José María Álvarez Pallete ha presentado sus terceros resultados financieros anuales como presidente ejecutivo y lo ha hecho demostrando con cifras que su proyecto se ha consolidado. Cuando asumió el cargo en abril de 2016, prometió reducir la abultada deuda de la compañía, mejorar los márgenes y, en especial, digitalizar Telefónica. Tres años después, los objetivos se han cumplido con nota.

En este trienio, el proyecto de Pallete ha logrado una gran reducción de deuda -el equivalente a la venta de O2, su filial en Reino Unido-; ha aumentado la generación de caja gracias a un crecimiento sostenido de los ingresos; y ha logrado una gran transformación y digitalización de los sistemas, convirtiendo a Telefónica en el operador número uno de fibra óptica de Europa.

En relación a la deuda, al cierre de diciembre de 2018, la compañía mantenía un endeudamiento neto de 41.785 millones. En diciembre de 2015, el último curso completo sin Pallete, este dato era de 49.921 millones, lo que quiere decir que la gestión del presidente ejecutivo se ha saldado con una reducción de 8.136 millones de euros, solo en los últimos tres años. 

Generación de caja

Esta cifra además se seguirá reduciendo de manera considerable tras la firma definitiva de la venta de todos los activos no estratégicos de Telefónica en Centroamérica, una operación que se cerró por 2.025 millones de euros, de los que la compañía destinará 1.400 millones de euros solo a reducir deuda. También queda pendiente la venta de los centros de datos de la operadora, por lo que se espera que la deuda final cierre por debajo de los 40.000 millones en 2019, el dato más bajo en más de una década.

En cuanto a la generación de caja, el flujo de caja operativo de 2018 fue de 7.453 millones de euros, un 8% de crecimiento en términos orgánicos, lo que refleja la mejor evolución del negocio y la menor intensidad de la inversión. En 2015 alcanzó los 6.872 millones, un montante inferior que hay que valorar considerando que hace tres años el sector telco estaba mucho menos castigado que en la actualidad y la depreciación de las monedas latinoamericanas era menor.

Otro de los grandes logros de Pallete es el aumento de los ingresos. En 2018, la facturación global llegó a los 48.693 millones, un crecimiento del 2,4% quitando el impacto de las divisas. Un dato que está por encima de los 47.219 millones de 2015 y en un contexto más adverso. El año pasado fue fundamental la buena marcha de Brasil que, de la mano de Eduardo Navarro como presidente de la filial, logró resultados récord.

Importante crecimiento en Brasil y en España

La buena gestión de Navarro se tradujo en que la filial brasileña -el segundo mercado global tras España- duplicara su beneficio hasta los 2.155 millones de euros. Tras conseguir estos datos,  Eduardo Navarro se ha incorporado como número tres de Pallete y de la operadora a nivel mundial, como director global de Comunicación, Marca, Asuntos Públicos y Sostenibilidad.

La otra clave del aumento de los ingresos ha sido España. En medio de una guerra comercial sin precedentes y tras comprar el fútbol, enriquecer su oferta de televisión y apostar por clientes de mayor valor, la compañía logró aumentar en un 0,4% sus ingresos hasta los 12.706 millones.

Estamos hablando de un dato que está por encima de los 12.400 millones de 2015, cuando -insistimos- el contexto comercial en España era mucho más favorable para Telefónica. Pallete fue valiente y apostó por dar mayor valor a los clientes y a los paquetes convergentes y los resultados le han dado la razón aumentando los ingresos y el precio que paga de media el cliente en España. Son además los primeros resultados de Emilio Gayo como presidente de Telefónica España y un ejemplo de su buena gestión. 

Transformación digital

El tercer pilar de la transformación de Pallete es la parte digital. La compañía se ha situado a la cabeza de Europa en el despliegue de fibra. Al cierre de 2018 tenía 13,2 millones de clientes de fibra y cable en todo el mundo, 3.940.600 solo en España. Al cerrar 2015 y antes de que llegara Pallete, el total en el mundo era de 6,1 millones y de 2,2 millones en España. Estamos hablando de que en solo tres años el número de clientes con fibra casi se ha duplicado.

Y esto sin contar con que al cierre de 2018 ya hay 50,5 millones de unidades inmobiliarias pasadas con red propia de fibra o cable de Telefónica, un crecimiento del 14% interanual y cobertura LTE del 76%. En 2018 también se puso en marcha la generación de más de 300 millones de euros de eficiencias de digitalización, con el 65% de procesos digitalizados y gestionados en tiempo real.