La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera.

La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera.

Empresas ENERGÍA

Los frentes 'energéticos' más polémicos que tendrá que despejar el Gobierno

El ministerio que preside Teresa Ribera ultima los detalles de la documentación que presentará el viernes en el Consejo de Ministros.

Las elecciones ya están convocadas, por lo que el reloj ha comenzado a correr. Lo ha hecho en todos los ministerios, pero de forma especial en el que preside Teresa Ribera. Hay muchos flecos sin atar, y al Gobierno le conviene poner en marcha todo aquello que tenía planteado antes del 28 de abril.

Con la fecha tope fijada, en el ministerio para la Transición Ecológica no dan abasto. Se lo juegan todo esta semana. El Plan Integrado de Energía y Clima debería haberse enviado a Europa el 31 de diciembre, pero lo hará estos días; el anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Ecológica, por un lado, todavía tendrá su oportunidad si el Ministerio consigue dar con el soporte legal adecuado; la Estrategia de Transición Justa, por otro, parece poner a todos de acuerdo.

Un paquete de tres elementos que despejará las dudas sobre cómo pretende hacer España su transición energética. Si todo continúa como está previsto, Ribera pondrá el paquete sobre la mesa en el Consejo de Ministros del viernes, aunque el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quiere también involucrarse en la presentación. No en vano, como adelantaba este lunes El Independiente y pudo confirmar este periódico, el Ministerio está organizando un evento para este mismo miércoles en el que sea el propio Sánchez quien explique a los empresarios de las grandes energéticas en qué consiste el borrador del Plan Integrado de Energía y Clima que el Ejecutivo va a enviar a Bruselas.

En definitiva, será a través de este documento donde se conozca cuáles son las bases de la política energética española de aquí a los próximos diez años, y cómo va a llevar a cabo la descarbonización de la economía en este periodo. Pero, ¿cuáles son las incógnitas que faltan por despejar?

- El cierre de las nucleares

Todo apunta a que el Gobierno se inclinará por el cierre de las centrales nucleares entre 2025 y 2036. En este sentido, y aunque Naturgy, Endesa e Iberdrola mantuvieron una reunión con Ribera en la que llegaron a esa conclusión, falta todavía ver sobre el papel -la confirmación oficial- cuál es el plan del Ejecutivo.

- ¿Y las de carbón?

Puesto que las grandes compañías no tienen previsto realizar las inversiones necesarias para que continúen en funcionamiento, más de la mitad de las centrales de carbón activas en España (nueve de catorce) echarán el cierre en junio de 2020. Según las previsiones del Ejecutivo, y a raíz de lo anterior, en 2030 no quedará ninguna. No obstante, todavía no ha impuesto ninguna fecha límite, algo que debería reflejar, si pretende hacerlo, en el plan que envíe a Europa.

- Los coches 'fósiles'... ¿tocan a su fin?

Uno de los temas más polémicos y que más inquietud causan entre los españoles es si el Gobierno va a poner o no fecha de caducidad a los coches 'fósiles'. El pasado noviembre, todos los sectores ponían el grito en el cielo tras conocer que el Ejecutivo pretendía prohibir la venta y matriculación de coches diésel, gasolina o híbridos en 2040. Queda pendiente saber si, finalmente, el ministerio pondrá una fecha clara, después de que hayan sido varias las voces expertas que consideran esto imposible. En el plan, además, debería existir una previsión sobre el parque de vehículos eléctricos en España y sus opciones de desarrollo.

- Las renovables y su importancia

Ribera ha avanzado que el plan del Ejecutivo es que en el horizonte del 2030, las renovables representen más del 70% de la generación eléctrica, y tengan una presencia en el consumo final por encima del 40% al final de la próxima década. No obstante, falta por despejar el 'cómo'.

Toda una serie de puntos que, dependiendo del nivel de especificación del plan, quedarán o no resueltos. Esta semana el sector saldrá de dudas.