Supermercado Dia.

Supermercado Dia.

Empresas DISTRIBUCIÓN

Dia se reunirá esta semana con sindicatos para comenzar a negociar el ERE

La compañía ha puesto sobre la mesa un despido colectivo que afectará hasta 2.100 empleados de la cadena de supermercados.

Son muchos los frentes que Dia tiene abiertos. El más urgente, y con la junta de accionistas ya convocada para el próximo 20 de marzo, es la reunión con los sindicatos después de anunciar, el pasado 8 de febrero, un despido colectivo que afectará a 2.100 trabajadores de la cadena de supermercados.

El tiempo apremia. No en vano, la cadena tiene 15 días de plazo legales para, desde el anuncio de despido, sentarse con los sindicatos y constituir la mesa de negociación del Expediente de Regulación de Empleo (ERE). Fuentes sindicales confirman a este periódico que, aunque la convocatoria todavía no es oficial, esperan que sea este mismo viernes cuando se citen empresa y representantes de los trabajadores.

A partir de ahí, la legislación solo establece que ese día se constituye la mesa de negociación. No obstante, los sindicatos esperan que Dia aproveche el encuentro para facilitarles, en esa misma reunión, los datos financieros de la compañía -que a sus ojos justifican los despidos- y el plan de viabilidad de la cadena, que debe trazar las líneas de lo que Dia será después de desprenderse de más de 2.000 empleados de los 26.700 con los que cuenta en plantilla en España.

La posición de los sindicatos en estas negociaciones es que, básicamente, Dia no necesita despedir a ningún empleado. CCOO alega que, desde la salida a bolsa de la empresa, su dirección ha estado más interesada "en los vaivenes del Ibex 35 que en la viabilidad presente y futura" de la compañía.

Unos despidos "sospechosos"

En este sentido, desde el sindicato explican que la empresa pasó de preocuparse por la calidad del servicio y de los productos a enfocar su modelo de negocio en la compraventa de las propias tiendas. Y reseñan: "Este expediente parece más relacionado con la refinanciación de la deuda que con un plan de viabilidad. Si se mantiene la forma de proceder de la dirección no están en peligro 2.100 puestos de trabajo, sino 40.000, que son las personas que trabajan en el grupo", aseguran.

A falta de reunirse con la compañía y conocer los datos, los sindicatos están convencidos de que la situación por la que está pasando la cadena "no tiene nada que ver" con la dimensión de la plantilla. De hecho, explican, Dia ha estado contratando trabajadores hasta este mismo mes.

Los franquiciados, por su parte, aseguran que no están sorprendidos ante el anuncio. "La incertidumbre de los franquiciados sigue siendo la misma", apunta a este periódico un portavoz de la asociación de franquiciados Asafras. Aunque estos despidos afectarían a empleados de las tiendas propias -suponen, más o menos, la mitad-, desde esta asociación, formada también por exfranquiciados de la cadena, el modelo "es una ruina".

De la incertidumbre de la plantilla también hablan los sindicatos: "Los empleados llevan años conviviendo con el miedo y la incertidumbre", explican, y enumeran: asistiendo al cambio de formato de las tiendas, a la falta de formación, a la devaluación de la calidad de los productos y del servicio que se ofrece a los clientes, a las informaciones constantes de fusiones, adquisiciones o compras por inversores extranjeros.

Un panorama nada halagüeño al que a partir de esta semana tendrán que enfrentarse quienes menos armas tienen: los empleados.