Las operadoras de telecomunicaciones están extremadamente descontentas con el sistema tributario español. Lo vienen manifestando insistentemente desde hace varios años y este lunes han vuelto a poner el tema en el debate público. En esta oportunidad, Telefónica, Vodafone y Orange han centrado el tiro en el impuesto a las actividades económicas, la tasa RTVE y las tasas municipales, tributos que a su juicio “amenazan la sostenibilidad y las inversiones del sector de las telecomunicaciones”.

En el marco de la jornada Impacto de la Tributación en el desarrollo del Sector de Telecomunicaciones organizada por la patronal DigitalES, estas empresas han reclamando nuevamente un marco tributario que se ajuste a su capacidad económica, así como al "importante esfuerzo inversor necesario para el despegue tecnológico del resto de sectores de la economía". Y el Gobierno recogió el guante, aunque con reservas y sin comprometerse con ningún plazo.

Lorenzo Avello, subdirector general de Ordenación de las Telecomunicaciones ha reconocido ante las telecos que el sector requiere un nuevo marco de ordenamiento tributario y que la elaboración de una nueva Ley de Telecomunicaciones para adaptar nuestro sector a los nuevos requerimientos de la Unión Europea, puede ser el mejor momento para introducir estas modificaciones.

"Hay que actualizar el sistema tributario"

Avello ha indicado que el actual sistema se ha quedado anticuado -muy por detrás de la actualización que ha vivido el sector-, lo que se traduce en costes de gestión para las compañías, que puede generar problemas de inseguridad jurídica y que está muy judicializado. No obstante, también advirtió que es necesario abordar su reforma en su globalidad, no meter parches y resituar todo el sistema. Reconoció que hay que actualizar este sistema tributario, pero no dio fecha ni se comprometió con plazos.

Por su parte, los operadores han destacado que el sector telco representa el 2,9% del PIB español, sin embargo, sus empresas aportan el 30% del IAE total recaudado por la AEAT por cuotas nacionales y provinciales. Según ha indicado María del Olmo, directora Fiscal de Orange, este gravamen pone de manifiesto la “discriminación de la telefonía móvil con respecto a la telefonía fija, cuando ya son servicios convergentes en el mercado y el cliente es el mismo”

DigitalES también ha querido poner el foco en la tasa RTVE. Álvaro Rico, responsable de Asesoría Fiscal de Telefónica España, ha indicado que “el 61% de presupuesto total de RTVE es financiado por los operadores”, los cuales soportan el 70% de la aportación establecida por la Ley de financiación con el gravamen sobre sus servicios de telecomunicaciones y de TV de pago. 

"20% del resultado operativo dedicado a impuestos"

Rico ha recordado que el sector -a través del 0,9% de los ingresos de explotación brutos correspondientes a la tasa de las telecos y del 1,5% de las televisiones de pago- han aportado 1.200 millones de euros que en los últimos 10 años a a RTVE, y que no se han beneficiados en absoluto por el fin de la publicidad en la Corporación pública como sí lo han hecho las televisiones en abierto. “Parte de esas aportaciones se están detrayendo de las inversiones en infraestructuras o en innovación necesarias para una mejor competitividad”, ha concluido.

Finalmente, Elena Otero-Novas, directora de Legal, Regulación y Seguridad Corporativa de Vodafone ha indicado que el sector telco "está discriminado fiscalmente con respecto a otros sectores”. “El 20% del resultado de operaciones de estas compañías está destinado al pago de tributos”, lo que para la experta “atenta contra el principio de capacidad económica que según la constitución debe regir el sistema tributario”, ha indicado.