Un avión de Iberia aterriza en el aeropuerto de Lisboa

Un avión de Iberia aterriza en el aeropuerto de Lisboa Rafael Marchante/Reuters

Empresas

La UE maniobra para que IAG siga en el aire en caso de un 'brexit' caótico

Dará más tiempo a la matriz de Iberia para reestructurar su accionariado y cumplir los requisitos de propiedad para no perder su licencia.

Bruselas

Noticias relacionadas

La Unión Europea flexibiliza su posición y maniobra para que IAG -propietario de Iberia, Vueling o British Airways- siga en el aire en caso de una salida sin acuerdo de Reino Unido el próximo 29 de marzo. Esta era la fecha límite que había dado Bruselas a la compañía para demostrar que seguirá siendo europea en caso de un brexit caótico. Tras comprobar las dificultades de la aerolínea para presentar un plan creíble, la UE ha decidido darle más tiempo -como mínimo 7 meses extra, hasta el 26 de octubre de 2019- para reestructurar su accionariado.

Según las normas comunitarias, la propiedad y el control de una compañía aérea de la UE debe estar mayoritariamente (es decir, más del 50%) en manos de europeos. Tras el brexit, los accionistas británicos dejan de contar como europeos y Bruselas tiene dudas de que Iberia e IAG puedan continuar cumpliendo ese requisito.

Los diferentes planes que ha presentado la aerolínea no han convencido a la Comisión, por lo que existía el riesgo de que Iberia perdiera su licencia europea el 29 de marzo y ya no pudiera operar rutas intracomunitarias, como el puente aéreo Madrid-Barcelona o cualquier otra conexión dentro de España.

Ante este escenario catastrófico, tanto la Eurocámara como los Gobiernos europeos han decidido movilizarse y enmendar el reglamento que recoge las medidas de contingencia para asegurar las conexiones aéreas básicas en caso de que Reino Unido acabe saliendo de la UE sin acuerdo. En su propuesta original, el Ejecutivo comunitario no había previsto ninguna prórroga para Iberia. Sin embargo, las otras dos instituciones comunitarias si están de acuerdo en darle más tiempo para reestructurar su accionariado y cumplir los requisitos. No obstante, difieren en los plazos.

Los embajadores de los Veintisiete han acordado este viernes que la prórroga debe ser de 7 meses. "Si, como resultado del brexit, una aerolínea titular de una licencia operativa expedida por un Estado miembro deja de cumplir los requisitos de propiedad y control de la UE, tendrá hasta el 26 de octubre de 2019 para respetar plenamente todos los requisitos", señala el texto aprobado. 

La pelota está en el tejado de Iberia

Para beneficiarse de esta excepción, las aerolíneas dispondrán de dos semanas, que empezará a contar cuando entre en vigor el reglamento, para presentar "un plan preciso y completo que presente las medidas previstas para lograr el pleno cumplimiento de los requisitos de propiedad y control a partir del 27 de octubre de 2019 como muy tarde". 

Por su parte, el pleno del Parlamento Europeo aprobó este miércoles -por una aplastante mayoría de 576 votos a favor, 4 en contra y 28 abstenciones- su propia versión del reglamento, que permitiría a Iberia una prórroga todavía más larga, de un año entero, hasta marzo de 2020. Gobiernos y Eurocámara empezarán a negociar el 19 de febrero para cerrar un acuerdo sobre el conjunto del reglamento y también sobre la duración del plazo extra para que las aerolíneas afectadas por el brexit (entre las que está también la irlandesa Aer Lingus) reestructuren su accionariado.

La UE y el Gobierno español, que ha intercedido en Bruselas en nombre de las aerolíneas, creen que ya han hecho todo lo posible para salvar a Iberia y Vueling de un brexit caótico. La pelota está ahora en el tejado de las compañías, que disponen de un "periodo razonable" para reformar su estructura de propiedad y control y ajustarla a las exigencias de la UE.

"Iberia y Vueling son empresas privadas. Ellos tienen que saber lo que tienen que hacer para seguir manteniendo su nivel de negocio, que tiene mucho que ver con el mercado español y con las libertades que les permite el cielo único europeo", explican fuentes diplomáticas.

"Una vez conseguido que haya un plazo razonable para que las compañías hagan sus reformas, les corresponde a ellas decidir si siguen haciendo negocio o si deciden dejar de hacerlo. No hay que olvidar que hay otras aerolíneas, también españolas, que están cumpliendo los requisitos del reglamento, como Air Europa", resaltan las fuentes consultadas.