Un 'rider' de Glovo en una foto de archivo.

Un 'rider' de Glovo en una foto de archivo.

Empresas OBSERVATORIO DIGITAL

Glovo recurrirá el fallo que califica de falso autónomo a un 'rider' en Madrid

OBSERVATORIO DIGITAL. La compañía se apoya en decisiones judiciales anteriores que avalaban la legalidad de la relación laboral con los repartidores.

Noticias relacionadas

Glovo ha vuelto a defender que la relación que une a los repartidores con la plataforma "se ajusta plenamente a la legalidad", después de que una sentencia de un Juzgado de Madrid conocida este martes haya decretado que un repartidor de la compañía despedido operaba como falso autónomo para la plataforma ya que existía una "relación contractual" con esta empresa.

"Superamos una inspección de trabajo en Barcelona que validó, mediante un extenso informe, nuestro modelo de negocio. Es más, dicho informe fue confirmado como hecho probado por un Juez de Madrid en una sentencia en enero de 2019", ha manifestado la compañía en un comunicado.

Glovo se remite así a otras dos sentencias anteriores --de los Juzgados de lo Social número 37 y 17 de Madrid-- que dictaminaron que los repartidores que colaboran con Glovo son autónomos y no existe una relación laboral encubierta.

Para la compañía, ambas sentencias "fueron extraordinariamente elaboradas en cuanto a hechos probados y fundamentos jurídicos". De hecho, Glovo incide en que en las mismas "quedó plenamente acreditado que el repartidor no está sujeto a su ámbito de organización y dirección, probándose asimismo a través de peritos independientes que el repartidor decide libremente cómo, cuándo y cómo colaborar, pudiendo incluso desistir de un servicio previamente aceptado a mitad de ejecución sin sufrir por ello penalización alguna".

En cuanto a la sentencia notificada este miércoles, Glovo ha querido trasladar que ha verificado que el contenido de la misma "no desvirtúa los hechos probados ni los fundamentos jurídicos de las dos sentencias anteriores que sí validaron el modelo de negocio".

De esta forma, la compañía ha anunciado que recurrirá esta última sentencia, por lo que esperará para ver cómo resuelve la siguiente instancia cuando se valide toda la carga probatoria aportada por la compañía.

"Confiamos en la justicia y en nuestro modelo de negocio, por lo que estamos convencidos que en la siguiente instancia se valide el mismo de nuevo", ha declarado.

Sentencias previas

Glovo se apoya en sentencias previas para argumentar su postura y se trata de una estrategia contraria a la de Deliveroo. Según han confirmado sindicatos y publicó este periódico, las sentencias relativas a esta empresa de delivery han perjudicado a la compañía, por lo que en los casos individuales, se intenta que no llegue ese fallo.

“Estas empresas tienen poco interés en resoluciones individuales, cuando se acerca un juicio las empresas hacen ofertas de indemnización y al final el trabajador acepta, porque las ofertas son mejores que lo que podrían conseguir por la vía judicial”, describen fuentes sindicales.