La planta de Nissan en la Zona Franca de Barcelona reducirá su producción en un unos diez mil vehículos, lo que supondrá un 20% menos, y se aplicará en la primera parte del año fiscal.

Noticias relacionadas

Fuentes sindicales han informado a Europa Press que la dirección de la compañía les comunicó este lunes un plan de trabajo que contemplaba la reducción de la producción entre abril y agosto.

La producción de la línea 1 bajará debido a la voluntad de la compañía de centrarse en la furgoneta eléctrica e-NV200 y dejar de producir la NV200 de combustión, algo que implica menos producción a corto plazo.

En la línea 2, donde se fabrica la 'pick-up', también habrá una reducción, provocada por la volatilidad del mercado en algunos de los países a los que la planta de Barcelona exporta.

Por ello, la compañía también comunicó una flexibilización del horario que los trabajadores deberán recuperar cuando la producción lo requiera.

La dirección de la compañía ha explicado que esta reducción no quiere decir que la tendencia del siguiente año fiscal sea así, ya que la producción puede recuperarse en función de la demanda.

Renuncian los abogados de Ghosn

Por otra parte, el principal abogado del expresidente de Renault, Nissan y Mitsubishi Carlos Ghosn, Motonari Otsuru, ha renunciado a continuar defendiendo al directivo ante la Justicia japonesa de un supuesto caso de evasión fiscal y de malas prácticas por su responsabilidad en Nissan.

El bufete de Otsuru informó de la renuncia en un comunicado, aunque no ofreció más detalles. Por su parte, Ghosn ha contratado los servicios de Junichiro Hironaka en sustitución de Otsuru, según el diario japonés 'Sankei'.

Además, según el comunicado, Masato Oshikubo, del mismo despacho que Otsuru, también abandona la defensa del directivo de 64 años, detenido el 19 de noviembre del año pasado en Japón por haber comunicado supuestamente a las autoridades del país que había recibido en varios años menores remuneraciones de las reales, así como de un agravante de violación de confianza por transferir temporalmente pérdidas de inversiones personales a Nissan en 2008.

Ghosn defiende su inocencia y asegura que detrás de su detención existe un "complot" contra él y una "traición" por parte de los ejecutivos del fabricante de automóviles japonés, que se oponen a su plan de una mayor integración entre Renault, Nissan y Mitsubishi.

Nissan está investigando las remuneraciones correctas que tenía que haber recibido Ghosn y señaló que deberían haber sido publicadas en los diferentes informes anuales de la compañía.

En este sentido, la entidad aseguró que publicará los informes correctos tan pronto como haya terminado la revisión y afirmó que ha identificado costes de 9.232 millones de yenes (73,8 millones de euros) vinculados a esta diferencia entre la compensación que tenía que haber percibido y la que realmente recibió Ghosn.

Retira sus remuneraciones

Renault anunció este miércoles que retira a su anterior presidente, Carlos Ghosn, sustituido el 24 de enero, varias de sus remuneraciones futuras y en particular la que estaba vinculada a su cláusula de no competencia.

En un comunicado, Renault explicó que Ghosn -encarcelado en Japón desde noviembre acusado de irregularidades al frente de Nissan- no recibirá los dos años de remuneración fija y variable que se habían establecido a cuenta de esa cláusula.

El Consejo de Administración decidió de forma unánime renunciar a la activación de esa cláusula, lo que teóricamente permitiría ahora a Ghosn trabajar para la competencia.

Por otro lado, Renault también indicó que su anterior "número uno" perderá los derechos por las acciones que se le atribuyeron en 2015, 2016, 2017 y 2018 como remuneración diferida variable como consejero delegado, a cuenta de los ejercicios 2014 a 2017.

Lo mismo se ha hecho con los planes de atribución de acciones en función de los resultados a cuenta de los ejercicios 2015 a 2018.

El Consejo alegó, también por unanimidad, que la materizalización de esos derechos estaba vinculada a la condición de que Ghosn siguiera en Renault.

La dirección de Renault se pronunciará el próximo 15 de marzo sobre la remuneración de Ghosn a cuenta del ejercicio 2018.

El grupo automovilístico francés no cifró las remuneraciones que se le han retirado. Su decisión fue anunciada la víspera de la publicación de los resultados financieros de la compañía correspondientes al pasado año.