Francisco González, expresidente de BBVA, en una imagen de archivo.

Francisco González, expresidente de BBVA, en una imagen de archivo.

Empresas

El BBVA recuerda que FG no ha cobrado sus 'bonus' y que podría reclamárselos

La entidad reconoce que podría estar siendo investigada por la justicia, y que el escándalo Villarejo podría costarle un daño reputacional. 

Francisco González percibió en su último año como presidente del BBVA cuatro millones de euros en metálico, lo que supone un aumento de casi el 3% respecto al ejercicio 2017. De esa cifra, 2,4 millones provienen del salario base, mientras que el resto proviene de la retribución variable a largo y corto plazo que tenía establecida. 

En concreto, a corto plazo percibió 528.000 euros, mientras que a largo plazo ingresó algo más de un millón de euros. A esta cifra hay que sumarle otros 1,3 millones de euros en acciones de la entidad, lo que eleva la cifra a 5,4 millones. 

Sin embargo, la totalidad de ese dinero todavía no la ha cobrado. La retribución variable cuanta con cláusulas de diferimiento temporal, y la entidad recuerda que están sometidas a las condiciones de clawback. Es decir, que el BBVA le podría reclamar el dinero en caso de que se descubrieran irregularidades durante su gestión. 

Hay que recordar que la entidad está investigando en este momento los trabajos que el excomisario Villarejo pudo llevar a cabo para el BBVA, y que han derivado en un escándalo relacionado con el intento de asalto a la entidad de Sacyr. Eso sí, la entidad no especifica si analiza o no la posibilidad de pedir cuentas al expresidente. 

En su informe de gobierno corporativo el BBVA sí explica que "podría estar inmerso en investigaciones por las autoridades judiciales sin que, hasta el momento, se haya recibido ninguna notificación formal al efecto".

Esto, además, "podría tener un impacto reputacional negativo para el Banco. El Banco está llevando a cabo una investigación interna, no siendo posible predecir en este momento el ámbito o duración de dichas investigaciones ni su posible resultado o implicaciones para el Grupo". 

El salario de Torres

Por su parte, Carlos Torres (ahora presidente, y entonces consejero delegado) lograba un salario total de 3,2 millones de euros. Supone una caída del 3,4% respecto a 2017, según aparece reflejado en el informe de remuneraciones que la entidad ha enviado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). 

Al salario en efectivo que percibió Torres hay que sumarle también las acciones otorgadas que tienen un valor de 479.000 euros correspondientes a 2018 y otros 524.000 procedentes del año 2015, lo que eleva su remuneración a 4,2 millones de euros. 

En total, la remuneración del consejo de administración del BBVA ascendió a 12,3 millones de euros en metálico fruto de salarios, variables y otros componentes. Esta cifra supone un incremento de su retribución del 2,4% respecto al ejercicio anterior, cuando la totalidad del consejo ingresaba poco más de 12 millones de euros.