Carlos de Palacio (Talgo) y Florentino Pérez (ACS)

Carlos de Palacio (Talgo) y Florentino Pérez (ACS)

Empresas COMO LEONES

COMO LEONES: Carlos de Palacio (Talgo) y Florentino Pérez (ACS)

De Palacio aprovecha el desconcierto de la fusión Siemens-Alstom para dar un golpe sobre la mesa en Alemania

2019 se presenta como un año apasionante para Talgo. Si 2018 fue el año del AVE a La Meca, el actual ejercicio puede marcar las próximas décadas del constructor ferroviario presidido por Carlos de Palacio. Talgo firmó la pasada semana un contrato marco para la fabricación de hasta 100 trenes con Deutsche Bahn, la Renfe alemana, que podría superar los 1.000 millones en ingresos.

Pese a la importancia económica del contrato, el gran logro para la empresa es simbólico y estratégico. Talgo se ha impuesto a Siemens en este contrato. Una victoria de gran calado debido a la profunda relación que tiene la operadora ferroviaria alemana con la constructora de su mismo país. Desde la industria señalan que la fusión con Alstom ha centrado la estrategia de Siemens durante los últimos meses y que esto ha abierto la puerta a que Talgo, centrada en su negocio, se hiciera con el contrato que le va a proveer carga de trabajo de gran calidad durante una década.

La fusión fallida entre los dos gigantes ferroviarios, además, deja en una posición privilegiada a la empresa española. Por un lado no va a tener que competir contra un súper gigante como el que habría salido de esas fusión. Por el otro, Talgo queda muy bien situada en un contexto del sector que apunta a la consolidación. De un modo u otro, los inversores de la española tienen razones para mirar con mucho optimismo a 2019.

Pérez consigue que ACS se haga con la joya de la corona del plan de nuevas estaciones de alta velocidad ferroviaria del Reino Unido

Que ACS se haga con un contrato internacional milmillonario no es noticia, de hecho, se puede considerar como algo cotidiano en el día a día de la empresa presidida por Florentino Pérez. Pero hay obras que, además de mucho dinero, tienen un alto valor simbólico, como es el caso del último proyecto conseguido por la constructora española.

ACS, a través de su filial Dragados y en UTE con la empresa local Mace, se han adjudicado el contrato de la nueva estación de metro de alta velocidad Euston en Londres valorado en 2.000 millones de euros. El proyecto forma parte de la High Speed Two Limited, conocido como HS2.

El contrato consiste en el diseño, construcción, puesta en marcha y entrega de la nueva estación Euston en pleno centro de la capital inglesa. Con esta adjudicación, Dragados se convierte en la única empresa española adjudicataria de los grandes paquetes de obra civil y estaciones del proyecto de alta velocidad ferroviaria británica. Un proyecto que permite que la ingeniería española reine en la alta velocidad británica.

Ahora en portada

Blog del Suscriptor
María Jesús Almazor (Telefónica), María Ferreras (Netflix), Sergio Oslé (Movistar +).

Movistar + estará “en breve" en Chromecast pero todavía no en Apple TV

Siguiente