El grupo Renault ha asegurado que el expresidente de la compañía Carlos Ghosn se asignó una contribución de 50.000 euros para su beneficio personal en virtud de un acuerdo de patrocinio entre la multinacional y el Palacio de Versalles.

Noticias relacionadas

La corporación francesa informó en un comunicado de que el descubrimiento del supuesto hecho se realizó como parte de la investigación interna que la compañía puso en marcha el 23 de noviembre del año pasado, tres días después de la detención de Ghosn en Japón por supuesta mala conducta financiera y violar la confianza de Nissan.

El grupo Renault ha afirmado que llevará el caso ante la Justicia francesa, que se suma a las acusaciones de un agravante de violación de confianza por transferir temporalmente pérdidas de inversiones personales a Nissan y de comunicar a los supervisores nipones de unos ingresos menores de los que realmente percibió.

No obstante, la firma gala señaló que los elementos reunidos en su investigación interna hasta ahora necesitan verificaciones complementarias.

Según 'Le Figaro' y 'The Wall Street Journal', Ghosn podriá haber usado los 50.000 euros para pagar parte de su segunda boda, celebrada el 8 de octubre de 2016 en el Palacio de Versalles.

El periódico francés explica que una factura de la firma que organizó el evento podría interpretarse como un "regalo" para el expresidente de Renault y Nissan.