Torres de La Caixa en Barcelona en una imagen de archivo.

Torres de La Caixa en Barcelona en una imagen de archivo.

Empresas

Caixabank abre la puerta a salidas forzosas en la negociación con sindicatos

Los trabajadores denuncian que la entidad se mantiene inamovible en sus posturas, y que su objetivo es acabar el proceso de negociación cuanto antes. 

Las posturas entre Caixabank y los sindicatos están absolutamente enfrentadas en las negociaciones del expediente de regulación de empleo que el banco quiere poner en marcha. Los representantes de los trabajadores insisten en que la entidad se mantiene firme en las 2.157 salidas que quiere llevar a cabo, y no se mueve de ahí. 

El objetivo de la entidad es que el proceso de salidas se desarrolle entre este año y el que viene, y ya ha avisado a los trabajadores de que si no hay voluntarios para el ERE, el número de trabajadores que falten se hará con despidos a 30 días por año trabajado con un máximo de 22 mensualidades.

La prioridad del banco es seguir negociando con los trabajadores, de hecho el próximo 14 de febrero habrá una nueva reunión. De cara a las salidas voluntarias del ERE, Caixabank ofrece tres grupos distintos a la hora de valorar las indemnizaciones. A los mayores de 55 años se les abonarán 2,5 anualidades como máximo y un 50% del salario en cinco anualidades en convenio especial con la Seguridad Social hasta los 60 años. 

En el caso de los mayores de 60, recibirán la misma oferta pero con un convenio hasta los 63 años con la Seguridad Social; y, por último, a los menores de 53 años se les ofrecerían 33 días por año trabajado con un máximo de dos anualidades. 

En paralelo, Caixabank ya ha anunciado a los representantes de los trabajadores que quiere poner en marcha también un proceso de movilidad entre la plantilla. Se llevaría acabo en aquellas zonas donde pueda haber un excedente de trabajadores. 

Según ha comunicado la entidad a los empleados, la intención es plantear una indemnización de 5.000 euros para los traslados superiores a los 100 kilómetros, siempre y cuando no supongan ningún acercamiento al domicilio.