Julio Sanz, presidente de la Federación Profesional del Taxi de Madrid en la asamblea del lunes.

Julio Sanz, presidente de la Federación Profesional del Taxi de Madrid en la asamblea del lunes.

Empresas

El Taxi decide sobre la huelga en Madrid e intentará que haya precontratación nacional para Uber y Cabify

Los taxistas madrileños votan desde las diez de la mañana y hasta las seis de la tarde cuál será el futuro de los paros en la capital. 

El Taxi de Madrid saca este martes las urnas a la calle para decidir si sigue o no adelante con la huelga indefinida que cumple ya dieciséis días. La votación se produce después de que las asociaciones del sector hayan reconocido su fracaso en la batalla planteada contra la Comunidad de Madrid para intentar que regule las VTC y cuando buena parte del sector les pide volver a trabajar. 

Las votaciones se desarrollan desde las diez de la mañana hasta las seis de la tarde en dos puntos: la T4 de barajas y la Cooperativa del Taxi de Madrid. Es allí donde los taxistas emiten su voto, en una jornada ante la que pocas personas se atreven a decir cuál puede ser el resultado dado que los taxistas están muy divididos. 

Algunos piensan que la única manera de lograr torcer el brazo del gobierno regional es mantener los paros e intensificar las protestas. Otros creen que es el momento de dar un paso atrás para volver a repensar la estrategia y volver a la carga en las próximas semanas.

Podemos, la alternativa 

Mientras los taxistas votan, las asociaciones del sector no quieren parar y buscan ya la manera de lograr que Uber y Cabify tengan un tiempo mínimo de reserva con antelación. En las próximas horas van a intensificar los contactos con los grupos políticos para intentar convencerles de que lleven una enmienda al decreto ley de VTC que se tramita en el Congreso. 

El objetivo es plantearles que se incluya un texto con una precontratación obligatoria a nivel nacional. Lo primero que tienen que hacer los taxistas es encontrar un partido político que quiera llevar esa enmienda al Congreso, y parece que Podemos podría ser la formación más dispuesta a incluirla. 

Pero lo verdaderamente difícil será lograr el respaldo a esa propuesta. Aunque ningún partido quiere 'mojarse', parece obvio que el PP y Ciudadanos dirán que no, pues su apuesta es liberalizar el Taxi. El Partido Socialista no parece muy dispuesto a apoyar una enemienda de este tipo, máxime cuando Fomento ya transfirió las competencias de las VTC a las Comunidades Autónomas. 

Fomento, en contra

"No se entendería que legislemos hacia las Autonomías y, después, pongamos una norma por encima para regular la precontratación de Uber y Cabify", explican fuentes cercanas al departamento que lidera José Luis Ábalos.

Por último, los taxistas necesitarían ganarse a los grupos nacionalistas para que -convencidos Podemos y Psoe- den su visto bueno a esta enmienda. Una nueva dificultad, teniendo en cuenta que en Cataluña (con PdeCat y ERC a la cabeza) ya se ha puesto una limitación a Uber y Cabify; mientras que en el País Vasco el PNV ha pactado con el Taxi y la VTC tradicional que haya una hora de reserva previa para los servicios de VTC.

¿Qué futuro tiene la opción de la enmienda? Pues nadie lo sabe, pero las asociaciones son conscientes de que tienen que seguir dando pasos adelante para evitar que los taxistas se les vuelvan en contra. Por cierto, que el presidente de la Federación del Taxi, Julio Sanz, recordaba que Fomento también tiene compromisos incumplidos con el sector: un registro de viajes de VTC, así como un régimen sancionador para los coches que operan con las plataformas de intermediación.  

Garrido invita a desconvocar la huelga

También está en contra la Comunidad de Madrid. El presidente regional, Ángel Garrido ha manifestado que "jamás" va a legislar para dejar en la calle a 6.000 familias, en referencia a las VTC de la capital.

En declaraciones a Antena 3 recogidas por Europa Press, Garrido ha hecho un llamamiento para que los taxistas "vuelvan a trabajar" y ha recalcado que no va a seguir la 'vía Colau'. De esta forma, ofrece al colectivo alcanzar un acuerdo manteniendo un diálogo a tres.