Sede del diario EL PAÍS en una imagen de archivo

Sede del diario EL PAÍS en una imagen de archivo

Empresas PRENSA

Prisa define su hoja de ruta para implantar el muro de pago de ‘El País’

El periódico está cerrando los flecos de su propuesta de pago por contenidos digitales que incluye un plan de desarrollo muy escalonado y poco agresivo.

Noticias relacionadas

El País ultima los detalles del muro de pago que lanzará este año 2019. En principio, los plazos se mantienen inalterables y -como ya adelantó EL ESPAÑOL- el objetivo es poder implementarlo después del primer semestre de este año. En estos momentos, los equipos técnicos se encuentran en pleno desarrollo tecnológico de la plataforma que adquirieron al Washington Post a finales de 2018, al mismo tiempo que ya han cerrado los principales flecos del proyecto.

La información a la que ha tenido acceso EL ESPAÑOL indica que una de las claves de este lanzamiento estará en el bajo nivel de agresividad de la plataforma de pago. No está definido todavía el número de noticias a partir del cual se restringirá el acceso gratuito, pero sí hay acuerdo en que el muro debe ser muy poroso en su primera etapa.

La idea es evitar una fuga masiva de lectores y convertir paulatinamente a sus usuarios en suscriptores. No es una tarea fácil, pero la campaña de lanzamiento irá acompañada de un coste muy bajo de suscripción a cambio del paquete atractivo de servicios del periódico. Tampoco se descarta implementar un mes de prueba gratis como han hecho plataformas audiovisuales como Netflix o HBO en su desembarco en España.

La prioridad será elevar el número de suscriptores

En Prisa saben que perderán lectores si es que no se produce un movimiento generalizado del mercado en esta misma línea, y por eso apostarán en una primera fase por este muro muy permeable. Esto significa que quienes paguen por esta suscripción tendrá acceso a noticias premium, investigaciones y reportajes de gran calado, al mismo tiempo que la mayoría de las noticias del día a día -que también se puedan encontrar en otros medios- seguirán estando en abierto.

Con esta primera etapa, el gran objetivo es poder tener el mayor número posible de abonados, o lectores que accedan a formar parte de la comunidad del diario. El diario estima que por un bajo coste y con un atractivo paquete de beneficios se podría conseguir un buen número de afiliados, reconocibles e identificables desde el punto de vista publicitario.

En Prisa se estima que con una base sólida de suscriptores pueden conseguir segmentar campañas publicitarias dirigidas a perfiles concretos y ofrecer a los anunciantes un nuevo campo de acción. En este punto, quieren ofrecer alternativas atractivas a los anunciantes para compensar la caída de audiencia y, por tanto, de impactos publicitarios. En diciembre El País volvió a ser el diario más leído con 20,1 millones de usuarios únicos, según Comscore.

Equipo técnico en Washington

Respecto de los plazos de ejecución, la primera fase de pondrá en marcha en los próximos meses, aunque la siguiente evolución no llegaría hasta 2020. La idea es hacerlo todo de manera muy escalonada y con plazos extensos para poder evaluar los resultados de cada evolución. La principal máxima al respecto es que no hay prisas.

En relación al equipo técnico, desde septiembre ya trabajan en la plataforma Arc Publishing, adquirida al Washington Post. En estos momentos, el equipo está dividido en dos grupos: el primero trabaja en la redacción de Madrid y el segundo lleva unas semanas desplazado en Washington, donde trabaja con los técnicos del diario estadounidense que han creado la plataforma y que desde marzo de 2013 soporta el muro de pago del diario de Jeff Bezos, dueño de Amazon.

El mercado también se mueve

En el mercado se estima que, una vez lanzado el muro de pago de El País, otros competidores como La Vanguardia, ABC o El Mundo, optarán por iniciativas similares. El diario de Vocento sólo debe aplicar el modelo ON que ya viene utilizando desde hace un par de años en algunos de sus diarios regionales y adaptar esta herramienta a su diario nacional no tomaría demasiado tiempo. La cabecera ha indicado en muchas ocasiones que no dará el paso si no lo hacen sus principales competidores.

La Vanguardia indicó hace seis meses que en su proyecto de refundación digital estaba incluido el pago por contenidos digitales. En el caso de Unidad Editorial es el que menos pistas ha dado y en el sector se desconoce cuál será su siguiente paso, aunque se especula con que están trabajando en esta línea para poder tener un muro de pago operativo antes del verano.

EL ESPAÑOL viene aplicando desde su lanzamiento en 2015 un sistema de suscripción similar al que quiere implementar El País, un modelo de negocio con ingresos mixtos que cuenta, en estos momentos, con 11.000 suscriptores en activo.