Siemens Gamesa ha comenzado su primer trimestre fiscal anotándose unos beneficios de 18 millones de euros. La compañía consigue volver a la senda de los beneficios en este periodo frente a los 35 millones de pérdidas del mismo trimestre del año pasado.

Noticias relacionadas

Las ventas del grupo durante este periodo ascendieron a 2.262 millones de euros lo que supone un incremento del 6% con respecto al mismo periodo del ejercicio 2017. El crecimiento de las ventas se ha sustentado en la alta actividad offshore y en los servicios. 

Los pedidos de la compañía a diciembre de 2018 se sitúan en 23.054 millones de euros. Durante el primer trimestre fiscal de la compañía la entrada de pedidos ha llegado a los 2.541 millones de euros impulsada por la actividad comercial en onshore.

El trimestre se cierra con una posición de caja neta en balance de 165 millones de euros, 176 millones de euros por debajo del mismo periodo del año anterior. La variación de la posición de caja neta es el resultado de la inversión en circulante necesaria para acometer el aumento de actividad previsto para 2019.

En este sentido el capital circulante aumenta en 130 millones respecto al mismo periodo del año anterior quedando en una posición negativa de 27 millones de euros. Durante el primer trimestre de 2019 ha obtenido la primera línea verde de avales y garantías concedida en España por un importe de 900 millones.