Sede de Euskaltel, en una imagen de archivo.

Sede de Euskaltel, en una imagen de archivo.

Empresas TELECOMUNICACIONES

Zegona sigue sin comprar acciones de Euskaltel, pese a su alianza con Talomon

La operadora envía un hecho relevante a la CNMV puntualizando que, pese a su pacto parasocial, los dos fondos no mueven ficha en el capital.

La guerra por Euskaltel no para. El viernes Zegona comunicaba (nuevamente) su pacto parasocial con Talomon indicando que entre los dos fondos sumaban el 16,345% de la compañía. Un hecho conocido ya que una semana antes ya se había anunciando el pacto e incluso las dos compañías comunicaban que pedirían un segundo sillón que les representara en el consejo de la teleco.

No obstante, un error en la interpretación de algunos medios -publicando que el nuevo pacto significaba un aumento en el capital puso- nerviosos a los directivos de Euskaltel. Y este lunes han enviado otro hecho relevante a la CNMV puntualizando que no Zegona ni Talomon han crecido en el capital.

“La participación indirecta de Zegona en Eukaltel es de un 15,02%, mientras que la participación indirecta de Talomon de es un 1,343%, lo que conjuntamente representa una participación de un 16,345%. Zegona no ha adquirido acciones adicionales a las que adquirió el 26 de julio de 2017, por lo que no ha incrementado el número de acciones en Euskaltel”.

Sin compras en 2019

Este dato es relevante, porque además de reflejar la dura lucha que se vive por el control de la compañía con las sensibilidades a flor de piel, pone en cuestión el plan de compra de acciones que anunció Zegona el 15 de enero. El fondo británico lleva meses intentando asaltar la compañía -controlada por Kutxabank (23%) y accionistas vascos- y amenazando con lanza una OPA y cambiar la gestión.

No obstante, en diciembre renunció a una Opa anunciada solo semanas antes, por “las negativas condiciones de mercado” y hace dos semanas realizó una ampliación de capital con más de cien millones de euros para tomar el 27% de la operadora vasca -esta vez mediante compras selectivas- junto a Talomon que aspiraba a un 2,4%. De esta manera, entre los dos quieren quedarse con más de un 29% de la compañía.

Interés de Orange

Pese a ello, nada se ha movido en el capital y, al menos hasta este lunes, ni Zegona ni Talomon han movido ficha para seguir creciendo en el capital. Estos movimientos sumados al interés de Orange de entrar en la operadora, pero no con una Opa que le dé control total -según dijo al regulador francés- han disparado el precio de la acción de Euskaltel.

De esta manera, en quince días ha pasado de cotizar en los 7,30 euros hasta los 8 euros, una situación que podría estar frenando el desembarco definitivo de Zegona porque el precio ha crecido más de un 10% desde que anunciaran su plan de compras selectivas. La guerra está abierta.