La central de Almaraz (Extremadura), en una imagen de archivo.

La central de Almaraz (Extremadura), en una imagen de archivo. EFE

Empresas ENERGÍA

Las centrales nucleares cerrarán entre 2025 y 2035

El Gobierno ha comunicado a Iberdrola, Naturgy y Endesa el periodo en el que las nucleares dejarán de operar en España "de forma escalonada".

¿Cuándo cerrar las centrales nucleares? ¿Hacerlo al final de su vida útil o pedir la ampliación? ¿Se hará lo mismo en cada una de ellas? Estas cuestiones son las que, desde hace meses, copan el debate del sector energético. Tras la reunión de este lunes entre Ignacio Sánchez-Galán (Iberdrola), Francisco Reynés (Naturgy) y José Bogás (Endesa) con la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, parece que pronto tendrán respuesta.

Entre los puntos en los que han llegado a acuerdo, destaca que el Ejecutivo ha comunicado a los primeros espadas de las eléctricas que las nucleares no cerrarán antes de 2025 ni más tarde de 2035. Así, este punto quedará previsiblemente reflejado en el plan que el Gobierno enviará a Bruselas en los próximos días, contemplando un cierre escalonado de las centrales.

En este sentido, sobre la mesa se ha puesto también que la negociación se lleve a cabo central por central, siempre con la revisión de Enresa en cada caso, asegurando que el desmantelamiento esté justificado desde el punto de vista técnico y económico. A esto se suma un cambio legislativo por el que las decisiones no tendrán que ser tomadas por unanimidad, sino por una "mayoría razonable", lo que evitará bloqueos.

Las centrales nucleares en España llegan todas al fin de su vida útil entre 2023 y 2028, por lo que los propietarios se sentarán en cada uno de los casos para debatir cuándo echar el cierre, bajo el paraguas de lo que marque el Gobierno.

El caso de Almaraz, casi resuelto

Esto resuelve en parte el conflicto sobre la central de Almaraz, que lleva meses enfrentando a las tres compañías propietarias. Iberdrola (54%) y Naturgy (11%) solicitaban que la central operara hasta el final de su vida útil, 2023. Con la fecha puesta para el inicio del apagón nuclear en 2025, todo apunta a que no será así.

Por esto, y aunque aún tendrá que fijarse para qué plazo se pide entonces la ampliación (Endesa se inclinaba por solicitarla para 10 años más), ha quedado suspendida la asamblea extraordinaria de propietarios que se iba a celebrar este mismo martes en Almaraz, cuyo único punto del orden del día era el debate sobre el futuro de la central.