Empresas TELEOMUNICACIONES

Telefónica y Vodafone pactan en Reino Unido para compartir 5G ¿se abre la puerta en España?

Las dos operadoras han sellado un acuerdo en el mercado británico para incluir 5G en los emplazamientos de red que ambas comparten.

Telefónica y Vodafone han cerrado un acuerdo para compartir redes y reforzar el desarrollo del 5G en Reino Unido. Las dos operadoras son las que más espectro se han adjudicado en esta tecnología en la última subasta adjudicada en abril del año pasado, por lo que este pacto podría señalar el camino para acuerdos similares en España, donde el desarrollo y el despliegue del 5G es todavía incipiente.

En España el 5G se ha transformado en uno de los mayores dolores de cabeza para las operadoras de telecomunicaciones. Es verdad que sus posibilidades de negocio y de innovar son infinitas, pero también es cierto que el despliegue de su red es uno de los mayores costes que las compañías deberán afrontar en el próximo lustro, a lo que hay que sumar el coste de las licencias que se adjudicarán antes de marzo de 2020.

En este contexto, compartir redes es casi una necesidad según reconocen en privado los directivos de las principales telecos, aunque otros advierten de que las malas experiencias del pasada compartiendo redes desaconsejan poner en marcha acuerdos de compartición real. Las operadoras más pequeñas piden acuerdos, mientras que los players más grandes prefieren ponen paños fríos a estos pactos.

Mercados distintos y menos actores

“Son mercados distintos”, dicen las fuentes consultadas por este diario, respecto a la posibilidad de extrapolar este acuerdo en Reino Unido a España, aunque reconocen que tarde o temprano es una decisión que deberá abordar la industria, y más considerando las quejas del sector, que advierten que en la última década sus ingresos se han reducido al mismo tiempo que sus inversiones se han multiplicado.

Según Telefónica y Vodafone, su acuerdo en Reino Unido permitirá a las dos compañías desplegar 5G más rápido, ofrecer servicios 5G a más clientes en un área geográfica más amplia, y hacerlo a un coste menor. “O2 y Vodafone quieren ampliar su autonomía de red en algunas de las ciudades más grandes del Reino Unido y desplegar sus equipos de radio por separado en aproximadamente 2.500 emplazamientos, lo que representa el 15% de los ubicados fuera de Londres”.

Precisamente los objetivos que se quieren cumplir en España: mayor velocidad en el despliegue y menor coste. La diferencia es que en Reino Unido el acuerdo se hace sobre redes ya establecidas y en el caso de España se deberán realizar nuevos despliegues para la llegada del 5G a toda la geografía española. Del mismo modo, un acuerdo a dos bandas como el de Telefónica y Vodafone en Reino Unido es más fácil que uno con más actores, indican los directivos consultados.

Subasta de 700Mhz

“No será fácil, pero es necesario”, dicen estas fuentes consultadas. La intención está, pero hay que dejar todo muy atado para no tener problemas en el despliegue real, indican a este diario. Lo cierto es que todo dependerá de la subasta de 700Mhz que liberarán las televisiones en el primer trimestre de 2020.

Después de estas concesiones cada operadora sabrá con qué espectro contará y podrá establecer las líneas maestras de su despliegue. Y a partir de ahí explorar estrategias conjuntas. De momento, todas las opciones están abiertas.