Pallete, durante su intervención en el encuentro de directivos de 2018 de Telefónica.

Pallete, durante su intervención en el encuentro de directivos de 2018 de Telefónica.

Empresas

Telefónica y Vodafone amplían su acuerdo de compartición en Reino Unido para incluir el 5G

El objetivo de las dos compañías es ampliar el plazo e incluir 5G en los emplazamientos de red que ambas comparten.

Telefónica UK ("O2") y Vodafone han suscrito un acuerdo no vinculante destinado a reforzar su actual acuerdo de compartición de redes en el Reino Unido, según ha comunicado la operadora española este miércoles a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Según han indicado las dos compañías, el objetivo es ampliar el plazo e incluir 5G en los emplazamientos de red que ambas comparten.

Esto permitiría tanto a O2 como a Vodafone desplegar 5G más rápido, ofrecer servicios 5G a más clientes en un área geográfica más amplia, y hacerlo a un coste menor. O2 y Vodafone quieren ampliar su autonomía de red en algunas de las ciudades más grandes del Reino Unido y desplegar sus equipos de radio por separado en aproximadamente 2.500 emplazamientos, lo que representa el 15% de los ubicados fuera de Londres.

O2 y Vodafone también tienen la intención de modernizar sus redes de transmisión con cables de fibra óptica de mayor capacidad. Esto permitiría a los clientes beneficiarse de las nuevas características de 5G, como la baja latencia, y proporcionaría a ambas compañías mayores economías de escala y mejor capacidad de elección de socios de infraestructuras. O2 y Vodafone también explorarán alternativas con respecto al futuro modelo operativo de sus redes de transmisión, que podrían generar sinergias operativas y de inversión en sus redes de extremo a extremo.  

Posible monetización de CTIL

O2 y Vodafone tienen además la intención de delegar las actividades adicionales en CTIL, empresa participada al 50% por O2 y Vodafone, responsable de la gestión de la infraestructura pasiva de las torres de ambas partes. Esto permitirá a CTIL desempeñar un papel más importante en la operativa de dicha infraestructura, con el objetivo de mejorar la eficiencia de las operaciones y buscar nuevas oportunidades a través de posibles acuerdos de alquiler de torres con terceros.

En ese contexto, las partes explorarán una posible monetización de CTIL una vez que se hayan ultimado los nuevos acuerdos. Las iniciativas establecidas en el acuerdo de intenciones no vinculante, y descritas en este comunicado, están sujetas a que las partes acuerden sus términos en detalle, concluyan los acuerdos jurídicamente vinculantes y se reciban todas las aprobaciones regulatorias necesarias. O2 y Vodafone estiman que esto produzca durante 2019.