Jornada Perspectivas para el seguro y la economía para 2019, organizada por ICEA.

Jornada Perspectivas para el seguro y la economía para 2019, organizada por ICEA.

Empresas

El sector del seguro se prepara para enfrentarse a un "entorno bipolar"

El envejecimiento de la población les reportará nuevos ingresos mientras que la transformación del automóvil reducirá parte de los actuales.

Noticias relacionadas

El sector del seguro sabe que hoy goza de buena salud pero que tiene grandes retos a los que enfrentarse a la vuelta de la esquina. Unos retos que vienen de la mano de las profundas transformaciones que va a sufrir la sociedad y que van desde lo tecnológico a lo demográfico.

Para un sector tan ligado a la realidad cotidiana de las personas y las empresas como es el de los seguros, revoluciones como la que está sufriendo el automóvil o el galopante envejecimiento de la población impactan directamente el corazón del negocio asegurador

Estas transformaciones van a afectar positiva y negativamente al sector seguros. En la parte positiva, el aumento de la esperanza de vida y el envejecimiento de la sociedad ofrecerá grandes oportunidades de negocio para las aseguradoras tanto en lo que tiene que ver con la rama de salud como en los complementos de renta de cara a las jubilaciones.

En el lado de las amenazas destaca el automóvil. A medida que se implante el coche autónomo, los seguros que tienen que ver con este medio de transporte van a ir pesando cada vez menos en el mix de las aseguradoras hasta reducirse drásticamente en el futuro. Las aseguradoras deberán inventarse nuevas fuentes de negocio que compensen la mengua de esta rama.

Estas transformaciones centraron gran parte de las rea jornada 'Perspectivas para el seguro y la economía para 2019', organizada por Icea, el servicio de estadísticas y estudios del sector seguros en España

Durante la celebración de la mesa 'Los Seguros de vida y de no vida: Salud, Multirriesgos y Automóviles' en la que participaron Antonio Trueba, CEO de Mediterráneo Vida; Iñaki Peralta, director general de Sanitas Seguros; José Manuel Inchausti, CEO Territorial Mapfre Iberia y Santiago Villa, Consejero Delegado de Generali España, se recogieron las claves de las principales ramas de negocio de las aseguradoras tradicionales.

Entorno bipolar

Trueba fue el encargado de abordar las perspectivas en lo que a seguros de vida y pensiones se refiere. El directivo se refirió a los condicionantes del sector como un "entorno bipolar". Para el directivo, las aseguradoras van a poder captar negocio gracias a la necesidad de cubrir la diferencia entre las pensiones y el último salario.

"Tenemos una enorme oportunidad el gap que va a haber entre los ingresos del sistema de reparto y el último salario. Del mismo modo, la evolución demográfica va a ocasionar un terrible desequilibrio dos masas de población: la activa, productiva, y la no activa -improductiva" indicó el CEO de Mediterráneo Vida.

Los bajos niveles de ahorro de cara a la jubilación que hay en España presentan otro punto de atención para Trueba. "El segundo gap es el porcentaje tan bajo que tenemos de la capitalización. Está muy lejos en España de cubrir la diferencia entre el último salario y la pensión. Los volúmenes ahorrados en nuestros entorno son varias veces las nuestras".

Por último, el directivo señaló la falta de voluntad política para enfrentarse a esta situación. Los poderes públicos, a su juicio, están llevando a cabo la táctica de la avestruz con estos desequilibrios. "Su falta de acción llega hasta el punto de que no nos mandan una carta diciendo lo que vamos a cobrar cuando nos jubilemos. No contentos con eso no hacen más que ponernos problemas para fomentar la capitalización", señaló. 

El gran maná de la Salud 

El director general de Sanitas Seguros quiso repasar una serie de tendencias que van a impactar en la rama de salud. "Antes teníamos los agentes tradicionales que, durante mucho tiempo, han trabajado con unos flujos determinados. Esto ahora ha cambiado totalmente gracias a la multicanalidad, que nos permite llegar a muchos sitios donde antes no llegábamos. Por contra, esto tiene un coste mayor que el modelo anterior".

Del mismo modo, Peralta abordó el acceso de cada vez más gente a seguros de salud. "Gracias a cuestiones como la colectivización, muchas más personas entran al mundo de la salud. La consecuencia de esta captación de mayor volumen es que la prima media está bajando. Del mismo modo, nuestros asegurados van a los hospitales y eligen a sus médicos. Esto, sumado a la concentración en el sector hospitalario, hace que el poderío que teníamos con respecto a los hospitales se esté reduciendo".

A estas cuestiones el directivo de Sanitas quiso añadir las evoluciones en los tratamientos. "Cada vez curamos a más personas pero, de la misma manera, hace el gasto de cada asegurado suba".

Jose Manuel Inchausti fue el encargado de abordar la rama del multirriesgo y señaló la gran diferencia entre los seguros de hogar y los seguros empresariales. "Hogar es el gran ganador y el sector empresarial los que más han perdido. La diferencia del comportamiento de hogar viene porque en los últimos años se están vendiendo el doble de viviendas que en 2012. En cambio, el número de empresas casi no ha variado"

El directivo de Mapfre señaló una serie de grandes desafíos en materia de transformación. Una de las claves de la estrategia para los próximos años radica en la simplificación de los procesos apoyándose en la tecnología. Del mismo modo, la creación de productos cada vez más alineadas con las necesidades y la búsqueda de la excelencia en las políticas de precio, que también jugarán un papel clave.

En lo que respecta a la diferencia de canales, Inchausti señaló que no ve "competencia entre digital y tradicional". Por último, señaló la necesidad de optimizar los servicios postventa, poner el foco en la rentabilidad y no perder de vista riesgos emergentes antes inexistentes, como la ciberseguridad.

El futuro del coche

La última rama analizada fue el automóvil. Santiago Villa señaló el peso estancado del segmento de automóvil dentro del sector. "Después de unos años de crisis desde 2015 llevamos cuatro años en positivo pero vemos que el crecimiento se está ralentizado en los últimos años".

Villa quiso hacer hincapié en la gran cantidad de factores que generan incertidumbre en lo que se refiere a los seguros de automóvil. "Vivimos unos momentos en los que la regulación de los automóviles está cambiando en lo que tiene que ver con su combustible, su cada vez más limitada capacidad de movimiento dentro de las ciudades o la proliferación de los vehículos compartidos".

De cara al futuro, el directivo de Generali puso el foco en la gran oportunidad que aportan los datos. "La evolución de esta tecnología nos va a permitir hiperpersonalizar las tarifas a nuestros clientes. Del mismo modo, vamos a poder generar modelos predictivos súper avanzados. En este contexto la capacidad analítica de las empresas será clave y marcará una ventaja competitiva enorme.

El sector asegurador se enfrenta a la mayor transformación en décadas. Un momento que va a marcar un antes y un después en el sector y que lo reconfigurará hasta parecerse bien poco a lo que hoy conocemos.