Asamblea del Taxi en Barcelona.

Asamblea del Taxi en Barcelona.

Empresas

El Taxi enloquece en Barcelona: rechaza que haya que contratar a Uber y Cabify durante tres horas

La propuesta partía de la Generalitat de Cataluña, pero los taxistas insisten en que quieren una precontratación de doce horas. 

El Taxi de Barcelona no está dispuesto a dar su brazo a tocer. Tras ocupar las calles de la ciudad, la Generalitat ha hecho una nueva oferta a los taxistas para que vuelvan al trabajo: que el cliente tenga que contratar los coches de Uber y Cabify durante tres horas seguidas

Este cambio no podría tramitarse como decreto ley, como sí podría hacerse con la precontratación de quince minutos ofertada esta mañana. Requeriría una tramitación como proyecto de Ley, lo que alarga los plazos en cerca de un año contando los trámites parlamentarios. 

Además, y según ha podido conocer EL ESPAÑOL, la Generalitat de Cataluña ha ofrecido al sector del Taxi que se exija a las VTC (las licencias que usan Uber y Cabify) una tarifa transparente; es decir, que expliquen de qué manera se establecen los precios y por qué el usuario abona lo que debe abonar. 

A todo eso habría que sumarle otras cosas que ya se incluyen en el decreto presentado por el gobierno catalán este viernes: obligatoriedad de volver a la base a la espera del servicio o eliminar la geolocalización, entre otras. 

La propuesta ha sido trasladada esta misma tarde por el comité de huelga en una asamblea y ha sido rechazada. El tiempo que tardaría en aprobarse la nueva normativa es lo que provoca el no a la proposición del ejecutivo catalán, que ahora está pendiente de hacer una nueva oferta a los manifestantes.  

"El sector quiere una precontratación de entre seis y doce horas", explican las fuentes consultadas, así que habrá que seguir esperando a ver cómo se desarrollan los acontecimientos en las próximas horas. 

Sea cual sea la propuesta que salga desde el Gobierno de la Generalitat, el sector de las VTC ya ha anunciado que recurrirá la medida. Los propietarios de las licencias aseguran que cualquier tipo de precontratación o de contratación obligatoria supone cargarse su modo de trabajo. 

Los taxistas están acampados desde este viernes a mediodía en la Gran Vía de Barcelona, un tiempo en el que se han producido también actos violentos contra algunas VTC. De hecho, el conductor de una de ellas ha tenido que ser atendido por los servicios de emergencia después de que le haya dado un ataque de ansiedad.