Un taxi de Barcelona.

Un taxi de Barcelona.

Empresas

El Taxi de Barcelona en huelga: rechazan que sólo se exija 15 minutos de espera para pedir un Uber o un Cabify

Cabify rechaza la medida adoptada por la Generalitat, mientras que la AMB pide ampliar el tiempo de precontratación. 

Arturo Criado Miguel Elizondo

Noticias relacionadas

El Taxi de Barcelona vuelve a las calles. El sector protesta porque la Generalitat de Cataluña no ha atendido sus exigencias sobre Uber y Cabify. No les ha convencido que el ejecutivo catalán sólo exija 15 minutos de antelación a la hora de solicitar un Uber o un Cabify. 

Además, el gobierno catalán exigirá a las empresas de VTC que acaben con la geolocalización. Es decir, que sus clientes no podrán conocer dónde se encuentra el vehículo solicitado. La norma también incluye otra exigencia de los taxistas: la vuelta a la base después de un servicio para que espere al siguiente.

Sin embargo, en este punto ha suavizado la medida y sólo les pide que aparquen fuera de la vía pública y alejados de las paradas de taxis. Es decir, podrán estacionar en garajes, campas, todas ellas de carácter privado. 

La medida queda muy lejos de lo que solicitaban los representantes del Taxi. Desde el sector consideraban que el tiempo previo con el que deberían trabajar empresas como Uber o Cabify es de seis a 12 horas.

Tito Álvarez, portavoz de Élite Taxi y del comité de huelga del AMB

Su respuesta no se ha hecho esperar en Barcelona donde el sector del taxi ha comenzado una huelga indefinida. Una decisión que tendrá continuidad en Madrid desde este mismo lunes cuando comenzarán sus paros.

Los taxistas de Barcelona pretenden ocupar a la Gran Vía de la ciudad para presionar a la Generalitat y el Ayuntamiento. Además, y según explican, cada día realizarán una asamblea donde decidirán las acciones a tomar según evolucionen los acontecimientos. 

Huelga en Madrid desde el día 21

La decisión de los taxistas catalanes, con Élite Taxi a la cabeza, podría tener un efecto inmediato en Madrid. Es probable que los 'caracoles' comiencen este mismo viernes acciones de protesta en la capital, adelantando así el paro previsto para la próxima semana contra la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento. 

Unauto, la patronal del sector de vehículos de alquiler con conductor, recurrirá jurídicamente la propuesta del Govern. "Esta regulación no sería justa, ya que significaría el fin del sector", afirma en un comunicado Unauto, que ha indicado que en ningún otro país europeo existe un marco legal que contemple una medida similar. De hecho, indica que en Francia se rechazó la legalidad de una medida igual a la planteada por el Govern.

Por ello, ha advertido al Govern de que "se enfrentaría a indemnizaciones de más de 1.000 millones de euros", valor estimado por Ernst & Young para las autorizaciones VTC catalanas, si continúan restringiendo los derechos de las VTC.

La Generalitat deberá poner en marcha todo el proceso parlamentario para aprobar la medida, que se espera que esté en marcha el próximo mes de abril. Los representantes de las VTC están dispuestos a recurrir esta medida en el momento en el que se ponga en marcha.

El sector del Taxi catalán no descarta realizar movilizaciones ante una medida que queda muy lejos de sus pretensiones y que ven como una cesión a las VTC por parte de la Generalitat. 

Cabify también se opone 

También Cabify ha mostrado su oposición a la huelga y a la medida adoptada por la Generalitat. Asegura que "tomará las medidas necesarias" para garantizar la movilidad de los ciudadanos de Barcelona. 

Asegura, además, que se "envía un mensaje preocupante a la sociedad catalana: la presión y el boitcot a los ciudadanos funcionan para defender los privilegios de un monopolio que no quiere evolucionar".

La AMB 

También el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) ha hablado sobre lo que está ocurriendo en las calles de la ciudad Condal. El departamento asegura que está preparando una norma para regular las VTC, y pide a la Generalitat que incremente el tiempo de precontratación. 

A juicio de la AMB, obligar a que pedir un Uber o un Cabify se haga sólo con quince minutos no diferencia el servicio VTC del Taxi. Por ello, reclama un aumento de tiempo. Eso sí, asegura que en la normativa que llevará a cabo