Los taxis de Madrid colapsan el Paseo de la Castellana.

Los taxis de Madrid colapsan el Paseo de la Castellana. EP

Empresas

El Taxi de Madrid boicoteará Fitur: huelga indefinida desde el lunes 21 contra Uber y Cabify

El Taxi de Madrid vuelve a las calles. El sector ha votado durante 48 horas si van a la huelga indefinida a partir del 21 de enero, y la respuesta ha sido abrumadora. El sí se ha impuesto en la mayor parte de las mesas de votación con un 94,66% de los votos a favor y un 4,98% en contra, según las fuentes consultadas por EL ESPAÑOL. 

De esta forma, habrá un paro generalizado. La protesta irá contra la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid para exigir, una vez más, que regulen las VTC tras el decreto aprobado por el Gobierno en noviembre. 

En las votaciones llevadas a cabo en la ciudad han votado 8.473 personas (6.602 titulares y 1.871 asalariados), que se han decantado por votar por un paro generalizado que comenzará dos días antes que Fitur, la Feria Internacional del Turismo que se celebra en la capital a partir del 23 de enero. 

El resultado es el fruto de un referéndum convocado por la Federación Profesional del Taxi de Madrid, la Asociación Gremial y la Asociación Madrileña del Taxi. De este modo, y de confirmarse el resultado, sus asociados se sumarán a los taxistas de Élite Taxi y Caracol que ya decidieron la semana pasada en una Asamblea ir a la huelga.

Una reforma exprés

Pocas horas después de anunciarse el inicio de la huelga indefinida, desde la Comunidad de Madrid se han tomado medidas al respecto. El presidente autonómico, Angel Garrido, ha anunciado que convocará a las asociaciones de taxistas la próxima semana para ofrecerles una reforma exprés de la Ley de Ordenación y Coordinación de los Transportes Urbanos. Esta irá encaminada a la defensa de sus derechos. 

Según ha explicado en rueda de prensa, su compromiso es "empezar a legislar en defensa de los derechos de los taxistas" y aportar una solución al tema. Ha añadido que este colectivo vive una situación injusta, por lo que tratará de que esa legislación se haga en consenso con todos los grupos parlamentarios. 

El martes, representantes del organismo autonómico se reunieron con las asociaciones del taxi. En esa cita les ofrecieron "diálogo" y empezar a construir un planteamiento para "respetar el derecho de los taxistas", ha explicado.

En sus declaraciones, Garrido también ha pedido responsabilidad a los taxistas porque "una huelga del taxi no beneficia a nadie", ha expresado, y mucho menos si se inicia coincidiendo con una de las ferias más importantes que acoge la ciudad, FITUR.

Control a las VTC

El objetivo de las asociaciones de taxistas es bloquear la ciudad en un momento clave para ella, y forzar así que la Comunidad de Madrid dé su brazo a torcer y se siente a negociar con ellos. ¿Por qué? Porque hasta el momento el gobierno regional se ha mostrado contrario a tomar acciones contra Uber y Cabify, al menos hasta que el decreto aprobado por Fomento supere todos los trámites parlamentarios. 

La norma pasó la votación en el Congreso el pasado mes de noviembre, pero ahora hay margen para incorporar enmiendas que todavía deben votarse por parte del pleno del Congreso. Sin embargo, los taxistas no quieren esperar y buscan que la Comunidad de Madrid comience a tomar medidas contra las VTC de forma inmediata. 

El objetivo final es lograr que, como ocurrirá en Cataluña, se impongan limitaciones horarias y, sobre todo, la precontratación para el servicio. Es decir, que para pedir un Uber o un Cabify deba reservarse con horas de antelación. Una normativa que será llevada ante los tribunales si sale adelante por parte del sector de las VTC. 

El viernes, primeras acciones

Las primeras acciones de protesta podrían llegar esta misma semana. Audios que circulan en grupos de Whatsapp de los taxistas llaman a una convocatoria que bloquee Madrid, "aprovechando las zonas de entrada en las que hay menos policía". Una acción que se llevaría a cabo el viernes a mediodía, y que contempla aparcar los taxis en algún punto de la capital, dejando un carril para que circulen los servicios de emergencia