José Luis Bonet, en una imagen de archivo.

José Luis Bonet, en una imagen de archivo. Efe

Empresas

Bonet quiere que la Cámara de Comercio ayude a las empresas a ganar tamaño

Noticias relacionadas

El 2019 será un año clave para la Cámara de Comercio de España. Será el año uno del segundo mandato de José Luis Bonet al frente de la organización. Por delante cuatro años en los que comenzará a edificar el cambio de rumbo de la institución, que se sustentará sobre los cimientos construidos desde 2014.

Era ese año cuando se creaba la figura de la Cámara de Comercio de España, que daba el relevo al Consejo Superior de Cámaras. Así que su trabajo en este tiempo se ha basado, en buena medida, en aunar a las Cámaras españolas bajo un mismo paraguas y lograr que -a través de ella- todos los actores de la economía puedan debatir sobre las claves para fomentar el crecimiento empresarial.

Unas bases que se han sustentado, además, en la defensa y promoción de la unidad de mercado y la simplificación normativa. Acompañado todo ello por una férrea defensa de la unidad política, ya que Bonet ha sido uno de los máximos exponentes contra el independentismo en Cataluña durante todo este tiempo.

Mejora en la financiación de la Cámara

Su labor fue piedra angular en la modulación del discurso empresarial durante la embestida de Carles Puigdemont durante el mes de octubre de 2017, y abanderó la petición a las empresas de no actuar en caliente a la hora de abandonar Cataluña pidiendo reflexión y moderación.

En este segundo mandato, y a sus 76 años el también copresidente de Freixenet quiere afianzar la labor iniciada hace ahora cuatro años. Para ello quiere apostar por una mejora de la financiación de la Cámara. Actualmente el 90% procede las aportaciones voluntarias de las empresas y su intención es tratar de lograr también una parte de aportación pública.

Ejes centrales de su nuevo mandato

Fuentes de su equipo explican a EL ESPAÑOL que uno de los ejes centrales de este nuevo ciclo será el impulso al tamaño empresarial. Existe preocupación por la excesiva concentración de pequeñas empresas en nuestro país y se quiere hacer una apuesta por fomentar el crecimiento corporativo.

La internacionalización, para la que la Cámara de Comercio trabaja estrechamente con la Unión Europea; la formación y el papel de las empresas serán otros de los ejes que se quieren poner encima de la mesa por parte de Bonet de cara a su segundo mandato.