José Antonio Fernández Gallar consejero delegado de OHL.

José Antonio Fernández Gallar consejero delegado de OHL.

Empresas

Kepler valora la acción de OHL en 0,60 euros, un 40% menos que hace 15 días

Noticias relacionadas

La confianza en OHL está bajo mínimos y se reduce cada vez más rápido. Si la semana pasada fue Moody's la que modificó su valoración de su deuda hasta hundirla en la parte baja del 'bono basura', hoy la firma francesa Kepler Cheuvreux sitúa el valor de la acción de la constructora en 0,60 euros, un 40% menos que en su último informe.

Este precio está alineado con los mínimos que ha tocado el valor de OHL tras la presentación de resultados de los tres primeros trimestres donde reportó pérdidas de 1335 millones de euros. Lo relevante de esta decisión es que los analistas de Kepler situaron el valor de la constructora española en un euro el pasado ocho de noviembre. Hace sólo dos semanas, pero antes de que la constructora prestara sus resultados de los nueve primeros meses del año.

OHL ha llegado a tocar mínimos en bolsa que han reducido su capitalización bursátil hasta los 173 millones de euros. Actualmente la acción de la compañía fluctúa entre los 0,60 y 0,70 euros por acción. Un valor al que la recomendación de Kepler no va a ayudar a resurgir en los próximos días.

Rebaja de Moody's

La agencia de calificación Moody's redujo su valoración crediticia de OHL desde B3 hasta Caa1, según un informe de la firma hecho público la semana pasada.

Esta bajada de calificación refleja los malos resultados de la constructora durante los tres primeros trimestres del año. La agencia ve un consumo "inesperado de efectivo considerable en sus negocios regulares".

El informe centra gran parte de sus preocupaciones en la caja de la constructora. "El efectivo total consumido en los primeros nueve meses de 2018 sumó casi 800 millones de euros. Su posición de caja neta se ha reducido rápidamente desde entonces y recientemente ha bajado a 345 millones de euros al 30 de septiembre de 2018 desde 617 millones de euros a final de junio de 2018".

La agencia de calificación alerta sobre la quema de caja que la empresa va a realizar durante lo que queda de año. En concreto, critica el hecho de que durante el último trimestre fiscal, que suele ser el más fuerte estacionalmente en términos de generación de efectivo para las constructoras, OHL vaya a necesitar consumir efectivo.

Pérdidas milmillonarias

Esta aceleración de la pérdida de confianza en OHL tiene su origen en la presentación de resultados del tercer trimestre. La constructora anunció 1.335,8 millones de pérdidas en los nueve primeros meses del año. La facturación de la empresa durante ese periodo ascendió a 2.048,7 millones de euros, lo que supone un descenso del 14% respecto a 2017.

Las razones de está caída han sido la bajada de la actividad de las divisiones de construcción e industrial cuyas facturaciones han caído un 14,9% y un 30,6% respectivamente.

La empresa ha vuelto a reconocer, un trimestre más, nuevas pérdidas por proyectos fallidos en su división de construcción. Una situación que pone una vez más en duda las previsiones que tiene la empresa sobre su actual carga de trabajo. Este argumento ha sido muy utilizado por parte de los analistas durante este trimestre a la hora de explicar las continuas caídas en bolsa de OHL.