Lebara ha sido comprado esta semana por MásMóvil en 55 millones de euros.

Lebara ha sido comprado esta semana por MásMóvil en 55 millones de euros.

Empresas TELECOMUNICACIONES

Los operadores virtuales se resisten a morir: en juego 4,6 millones de líneas móviles

Noticias relacionadas

Digimobil, Lycamobil, Hits mobile, Mundo R, Jetnet, Wimax, Suop y Oceans. Nombres que pueden sonar a chino, pero que son parte de una comunidad de operadores de móviles virtuales (OMV) -compañías sin red propia y que reciben el servicio de un tercero- que tienen un público muy fiel que se resiste a desaparecer y que se ha transformado en un apetecible bocado para las grandes telecos.

En el último mes, Orange y MásMóvil han reactivado las compras de estas compañías, en medio de la guerra comercial del sector y de una portabilidad en niveles récord que les impide seguir ganando clientes de manera orgánica. Estamos hablando de un mercado cautivo de 4.649.203 líneas móviles de clientes ajenos a los grandes paquetes convergentes y que generalmente solo requieren servicios de prepago en móviles.

Un segmento en el que las grandes telecos no tienen el liderazgo y que, pese a la oleada de compras en el sector y a que las grandes intentan crear sus propias low cost para ganarles terreno, no para de ganar cuota. Los datos de la CNMC de agosto indican que lejos de reducir sus clientes, los OMV mejoran sus cifras.

Ganan 168.000 líneas móviles en un año

En agosto del año pasado tenían 4.481.759 líneas y un año después han ganado 168.000 móviles. Todo en el mismo año en el que se ha desatado una de las guerras comerciales más duras que se recuerdan en el sector. Estamos hablando de un mercado cada vez más apetecible y que puede ser la puerta de entrada para que las grandes telecos ofrezcan productos de mayor calidad a clientes que no han estado tradicionalmente en su objetivo comercial.

De hecho, esta misma semana MásMóvil anunció la compra de Lebara, un OMV centrada en el segmento inmigrante. La operación que se cerró por unos 55 millones de euros y reportará a la cuarta teleco unos 423.000 nuevos clientes de móviles. Dos semanas antes, Orange había comprado República Móvil para sumarse otros 130.000 clientes, aunque sin aportar datos de la adquisición.

Una batalla que, sin embargo, no es nueva. Hace un año fue MásMóvil la que compró Llamaya por 41 millones, sumándose 170.000 clientes, mientras que desde hace cinco años Vodafone impulsa su propio OMV con Lowi, Telefónica con Tuenti y Orange con Simyo. Pero no es oro todo lo que reluce: en diciembre de 2017 bajó el telón Carrefour Móvil.

Crecimiento directo y en segmentos clave

Estos movimientos demuestran que los operadores móviles virtuales han vuelto a estar en el punto de mira de los grandes. O tal vez nunca han dejado de estarlo, ya que como ha podido confirmar este periódico, las compañías buscan oportunidades para seguir creciendo en el mercado de los OMV.

Las fuentes consultadas en el sector indican que este renovado interés por los OMV está directamente relacionado con la imposibilidad de las grandes telecos de seguir creciendo de manera orgánica. La guerra comercial y la feroz portabilidad de los últimos meses -con 650.000 cambios sólo en agosto- abre la puerta a compañías que no son particularmente costosas y que permiten un crecimiento directo y en segmentos claves.

Estas mismas fuentes indican que estas compras permiten tener nuevos clientes para reforzar el bajo coste de las compañías, uno de los de crecimiento más rápido en los últimos meses. Ya dentro de su cartera de clientes, el esfuerzo se centra en intentar que los nuevos clientes se incorporen a sus paquetes más baratos de móviles y en lo posible intentar migrarlos hacia ofertas convergentes que aumenten el ingreso por abonado (ARPU).

El ejemplo de MásMóvil

Es el camino que ha seguido MásMóvil. Durante los dos últimos años, la operadora amarilla ha sido particularmente agresiva y el paso del tiempo ha demostrado que éstas compras han sido un pilar de su crecimiento situándole con 6,5 millones de clientes móviles y 7,5 millones de usuarios totales. 

Según los datos de la CNMC de agosto, Movistar tiene 15,9 millones de clientes de móvilesOrange 13,9 millones, Vodafone con 12,8 millones y MásMóvil más de seis millones. No obstante, los únicos que han ganado clientes en un año -según este mismo dato- son Movistar y MásMóvil. Un escenario en el que los 4,6 millones de clientes móviles de los OMV cobran especial relevancia.