Empresas TELECOMUNICACIONES

El Gobierno sigue sin fecha para la subasta que permitirá el despliegue comercial del 5G

El pasado 30 de octubre, el presidente del Gobierno Pedro Sánchez anunció en Valencia que el Ejecutivo tenía previsto -en los primeros meses de 2019- abordar la subasta de espectro en la banda de frecuencias de 700 MHz, actualmente ocupada por lo servicios de la Televisión Digital Terrestre (TDT). En el marco del segundo dividendo digital, este espectro permitirá a las operadoras realizar despliegues comerciales con esta nueva tecnología.

No obstante, la Secretaría de Estado para la Sociedad de la Información y la Agenda Digital (SESIAD) ha puntualizado a EL ESPAÑOL que en los primeros meses de 2019 se iniciarán los trámites que permitirán llevar a cabo la subasta, lo que no significa que se celebre el concurso en estas fechas. Como han indicado desde el Ejecutivo a este diario, los grandes plazos son los que están previstos en la hoja de ruta del Segundo Dividendo Digital y todavía no hay concreción al respecto.

Este documento presentado en julio indica que la planificación de licitación de la banda 700 MHz (694-790 MHz) “se decidirá más adelante, teniendo en cuenta la evolución del proceso de liberación de la misma”. Aunque adelantan que la fecha concreta de la licitación se establecerá para que la banda “pueda comenzar a ser utilizada de manera efectiva para la prestación de estos servicios, en todo caso, como muy tarde el 30 de junio de 2020”.

Ayudas para la migración de la TDT

Desde Agenda Digital indican que nada ha cambiado y que todavía no se puede hablar de fechas concretas. Antes se debe definir la migración de las televisiones -que deben liberar esta banda para el 5G- y las ayudas que recibirán operadores y usuarios para adaptar las antenas y los edificios para recibir los canales de televisión en sus nuevas frecuencias. 

Según la hoja de ruta, la publicación de los reales decretos para la compensación de costes del proceso de liberación de la banda de 700 MHz, se hará en diciembre, junto con la publicación del Real Decreto que apruebe el Plan Técnico Nacional de la Televisión Digital Terrestre. De esta manera, se conocerán las medidas para la liberación de la banda 700 MHz, entre las que se podría encontrar la fecha de la nueva subasta del 5G.

Es así como, a partir de enero ya podrá comenzar oficialmente el proceso de migración de las frecuencias con el encendido de las primeras emisiones simultáneas y hasta junio de 2020 hay plazo para hacer la subasta. Pero, en el sector están convencidos de que el Estado quiere ingresar cuanto antes el dinero de la subasta que se estima en algunos miles de millones de euros. Un montante muy importante, para un Gobierno que intenta buscar recursos para sacar adelante su plan de gasto social.

Casos de uso y despliegue comercial

En la última subasta realizada el verano pasado, el Estado ingresó 437,65 millones por la banda de 3,7 GHz, el espectro que servirá a las telecos para realizar sus pruebas piloto y primeros desarrollos, pero no será suficiente para comenzar el despliegue comercial, es decir, el que sirva para comenzar a rentabilizar la nueva tecnología. Por ello, las operadoras asumen que el mayor coste de todo el desembarco del 5G será precisamente la subasta de frecuencias.

En cualquier caso, en las operadoras tampoco hay prisas por desplegar comercialmente el 5G. Desde las grandes telecos piden paños fríos a la fiebre del 5G e indican que lo primero es poner en marcha pilotos y casos de uso reales, para luego comenzar un despliegue focalizado en los segmentos en que exista mayor certeza sobre el éxito comercial. 

En las compañías tampoco creen que sería una buena noticia para el sector comprometer las fuertes cantidades para las subastas 5G en pocos meses. De hecho, muchos indican en privado que es imposible que -tomando en cuenta el despliegue de fibra y de 4G y el coste de su mantenimiento- se pueda realizar una inversión seria antes de 2021 o 2022. Un sentir que se ha trasladado al Ejecutivo.