La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha publicado este martes una guía técnica con recomendaciones para el "buen funcionamiento" de las comisiones de nombramientos y retribuciones (CNR) de las cotizas. ¿La razón? Evitar nuevos casos como el de Marcos de Quinto y sus "motivos personales" tan poco explicativos en su salida de Telepizza.

Noticias relacionadas

Estos órganos, de obligada creación desde hace tres años, tienen que funcionar con más independencia y autonomía, opina el regulador, y tener más peso en la selección de consejeros y altos directivos.

Para la CNMV lo más conveniente es que las cotizadas tengan un asesor externo para cada proceso que realizan sus comisiones de nombramientos. Es decir, un análisis sobre las elecciones, evaluaciones o verificaciones de los consejeros que se sumen a las filas de la compañía.

"Hemos observado que, a veces, hay un único asesor externo o ninguno, que participa y coopera en todos los procesos. Se observa cierta heterogeneidad, habiendo algunas comisiones muy desarrolladas en cuanto a nivel de sofisticación y, otras, menos", indican fuentes del regulador, según recoge EFE, aunque no es una práctica muy extendida.

La guía llega, además, en un proceso en el que varias de las grandes cotizadas están en plena renovación de su cúpula, como es el caso de BBVA o Banco Santander. El objetivo del documento, que estará en período de consulta pública hasta el próximo 20 de diciembre, es ofrecer unas recomendaciones de buenas prácticas y criterios que guíen la forma en que las comisiones de nombramientos gestionan el talento en la empresa. 

Más información en los ceses y cautela con los candidatos 

Respecto a los ceses y dimisiones, la CNMV pide a las empresas "actuar de modo transparente" respecto al proceso y sus causas.

"Se considera apropiado que en aquellos casos en que el cese sea debido a la renuncia del consejero, la CNR establezca un diálogo con el consejero para conocer las razones que han llevado a su cese, ya sean personales (salud, compromisos familiares, exceso de trabajo, etc.) o de otra naturaleza, por ejemplo las discrepancias con la estrategia que sigue la sociedad o con otros miembros del consejo o de la dirección, con accionistas significativos o con cualquier otro interviniente en el gobierno corporativo de la sociedad", apunta la guía.

Por otro lado, la CNMV sostiene que hay que ser cauto cuando un candidato haya sido presentado por accionistas significativos, consejeros dominicales o ejecutivos. El regulador lanza esta alerta para que la comisión se asegure de que estos candidatos no tengan vínculos que condicionen la independencia.

Además, la guía ve pertinente realizar cuatro reuniones anuales para poder proponer al consejo los objetivos, criterios y métricas de los distintos conceptos retributivos del ejercicio y evaluar el cumplimiento de las metas del año anterior de cara a la elaboración del informe anual de retribuciones.

En este último tema, las retribuciones, la CNMV considera que la propuesta de política de remuneraciones de los consejos y altos directivos debe ser "clara, precisa, verificable y basada en criterios objetivos". Además, debe ser coherente con las circunstancias que atraviese la entidad y su estrategia, además de tener en cuenta su impacto en el rendimiento de la compañía.

Expediente a Telelpizza

La guía llega semanas después de que la CNMV abriera un expediente a Telepizza por la potencial infracción "muy grave" en el suministro de información relevante con datos inexactos o no veraces, engañosa o que omita aspectos relevantes" cuando De Quinto comunicó su marcha de la compañía

Vía hecho relevante, la compañía informaba de la dimisión de De Quinto "por motivos personales", meses después de incorporarse al consejo de Telepizza. Según explicaron fuentes conocedoras de la situación a EL ESPAÑOL, el consejero no compartía el rumbo emprendido por la compañía tras sellar su acuerdo con Pizza Hut para convertirse en su Master Franquiciado en España y Latinoamérica. 

La compañía arriesga una multa de hasta el 10% de su facturación por este expediente, sanción que ascendería a unos 36 millones de euros en base a la facturación de 2017.

La CNMV tiene la facultad de pedir explicaciones a las empresas cuando duda sobre las causas de un cese o dimisión en una cotizada, pero las acusa de dar informaciones muy "vagas" cuando se trata de consejeros independientes. Ante esto, ha impulsado esta guía con la que busca dar a las CNR algo más de músculo para lograr más transparencia en el seno de sus empresas.