El logotipo de Vodafone.

El logotipo de Vodafone. Reuters.

Empresas RESULTADOS SEGUNDO TRIMESTRE FISCAL

Vodafone España reduce un 4,8% sus ingresos trimestrales tras perder 66.000 clientes de TV

Vodafone España ha presentado este martes sus primeros resultados tras la dura guerra comercial que enfrentó a las operadoras durante el tercer trimestre del año, un periodo que se ha saldado con una caída de ingresos superior al periodo anterior -y por encima de sus competidores- y con pérdida de clientes.

De esta manera, los ingresos de la filial española de la operadora británica llegaron a los 1.206 millones durante su segundo trimestre fiscal -el tercero en España-, lo que se traduce en una caída del 4,8% orgánico. En cuanto a los ingresos por servicios -los que reflejan la marcha residencial del negocio y el efecto del fútbol en los paquetes convergentes- llegaron a los 1.091 millones, un 7,2% menos. En el anterior trimestre este segmento cayó un 2,2%

Desde el punto de vista operativo, la guerra del fútbol también ha pasado factura a Vodafone con pérdida de clientes, tanto en móviles como en fijo. Al cerrar el mes de septiembre, la operadora contaba con 11,58 millones de clientes en telefonía móvil, esto es 106.000 menos que en el trimestre anterior, pero 35.000 más que hace seis meses.

Primer trimestre sin Champions League

En el caso de los clientes de banda ancha fija, que reflejan la evolución de los paquetes convergentes (y del fútbol) llegaron a los 3,22 millones, 69.000 menos en un trimestre y 118.000 de retroceso en seis meses. Los clientes de Vodafone TV llegaron a los 1,26 millones, 66.000 y 98.000 menos, respectivamente. De esta manera, en seis meses -coincidiendo con el fin de la anterior temporada de fútbol- Vodafone se ha dejado 100.000 clientes de televisión.

Las buenas noticias llegan del lado del 4G y la fibra. La base de clientes de fibra aumentó en 32.000 en los primeros seis meses del año fiscal, pese a un descenso de 5.000 en el segundo trimestre. A cierre de septiembre, el número de clientes de fibra ascendía a 2,8 millones, un 9,2% más que un año antes. Por otro lado, el número de clientes 4G alcanzó los 9,27 millones, 398.000 de crecimiento en el semestre.

Vodafone ha explicado que estos resultados han estado marcados por "las iniciativas orientadas a mejorar a la competitividad de nuestra oferta, particularmente en el segmento de alto valor, y la decisión de abandonar los contenidos de fútbol, lo que provocó una fuerte batalla comercial".

Resultados semestrales

"Ambas decisiones y lanzamientos posteriores, como el de Vodafone bit, redefinen la posición competitiva de Vodafone en España con una oferta mejor adaptada a la demanda de los distintos segmentos de mercado en España permitida por una estructura de costes más ligera tras abandonar los derechos del fútbol", han indicado tras presentar estos resultados.

Lo cierto es que Vodafone ha perdido clientes en un mercado en el que Telefónica y Orange los han ganado. Durante los últimos tres meses no han ofrecido la Champions League, pero sí ocho partidos de Liga, además de reforzar sus paquetes de televisión con series y cine. Una batalla comercial en la que Movistar y Orange mejoraron sus registros de la mano de la Champions League.

En cuanto a los resultados semestrales, la compañía ingresó 2.421 millones, un 3,2% menos en términos orgánicos. En el caso de los ingresos por servicio de los primeros seis meses del año fiscal británico, la teleco llegó a los 2.205 millones de euros, un 4,7% menos.

La matriz de Vodafone pierde 7.833 millones

Por su parte, la matriz de Vodafone perdió 7.833 millones de euros en el primer semestre de 2018, generados en buena parte por un doble impacto contable en su negocio español. La operadora ha provisionado 2.900 millones al rebajar el valor de su activos en España por "las difíciles condiciones actuales económicas y comerciales".

De esta manera, la competencia en España ha hecho que los directivos "revalúen las expectativas futuras del negocio". El segundo ajuste corresponde a otros 1.048 millones de sus activos fiscales ante la Hacienda española. Es así como Vodafone España redujo su Ebitda un 27% hasta los 542 millones.